Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Plan para un sábado lluvioso: buscar el tesoro del pirata en casa

Plan para un sábado lluvioso: buscar el tesoro del pirata en casa
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Hay días en los que resulta prácticamente imposible hacer planes fuera de casa. Lluvia, viento, frío, los niños un poco resfriados...pero eso no significa que no podamos organizar alguna actividad casera divertida para todos.

Es curioso cómo a la mayoría de los niños le fascinan los piratas. En lugar de temerles, suelen emularles e imitan su lenguaje, sus gestos y se imaginan a sí mismos viviendo sus aventuras. Ante tal devoción ¿qué tal si organizamos una aventura en casa en forma de búsqueda del tesoro pirata?

Una aventura que, además de diversión, enseñará a los peques a trabajar en equipo por un objetivo común, lo que reforzará su aprendizaje a nivel social. Además este juego potencia el razonamiento lógico, ya que para lograr el premio necesitan resolver unos enigmas y al hacerlo conjuntamente aprenderán que hay perspectivas diferentes a la hora de enfrentarse a un obstáculo.

Lo ideal es disponer de unos minutos antes de iniciar la actividad con los niños, para planificar el escondite perfecto, diseñar un mapa y organizar las pautas de la búsqueda. Si no tienes tiempo, también puedes prescindir de algunos elementos e ir improvisando sobre la marcha, pero lo ideal es que la actividad esté diseñada de antemano.

Necesitarás cartulina negra y gomas para los parches, pañuelos para anudar a la cabeza, pintura negra para la cara y los cartones que quedan al acabarse los rollos cocina para hacer el catalejo. El tesoro tiene que ser algo atractivo para los niños, aunque también puedes recurrir a las monedas de chocolate de envoltorio dorado, que simulan los doblones de oro.

El primer paso es esconder el tesoro en un lugar poco previsible, pero seguro para los niños. Descarta altillos, balcones o lugares de riesgo y delimita bien la zona de búsqueda para que no haya ningún contratiempo.

Mapa encriptado o incompleto

El mapa lo puedes hacer a modo de acertijo y que la resolución de dicho enigma lleve directamente al tesoro o mediante pistas encadenadas, que a mí particularmente me parece más acertado para los peques. Esto supone que además de esconder el tesoro, tienes que ocultar también las pistas, de tal forma que la resolución de una te lleve hasta la siguiente y así consecutivamente hasta llegar al premio final.

gizmo pirata

Una vez realizado el trabajo previo, empieza la actividad conjunta. Cada niño debe, con ayuda de algún adulto, dar forma a su parche pirata, adornar su catalejo con pinturas y gomets y tras ayudarle a anudarse el pañuelo a la cabeza y pintarle alguna cicatriz o bigotillo en la cara, ya puede comenzar el juego.

El planteamiento de las pistas tiene que ser claramente comprensible por un niño de corta edad y si lo haces con rima o con un lenguaje con guiños piratas resulta aún más divertido. Lo importante en este juego no es tanto llegar al tesoro, como que los participantes colaboren descifrando las pistas y consiguiendo juntos el premio final, sin rivalidades.

Un plan que se puede realizar con varios niños, aunque confieso que yo lo he hecho también con los abuelos del peque, que se han prestado a todo, incluida la caracterización y resulta muy divertido en cualquier edad o contexto.

En Feliz Aprendizaje | Actividades fin de semana: el próximo puente nos vamos de casa rural

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos