Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

El sabio equilibrio entre juguetes actuales y juegos tradicionales

El sabio equilibrio entre juguetes actuales y juegos tradicionales
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Es curioso cómo el hecho de ser madre o padre te hace vivir de nuevo tu propia infancia. Situaciones cotidianas con nuestro bebé nos evocan experiencias de nuestro pasado y no podemos evitar pensar cómo han cambiado tanto las cosas de una generación a otra.

Observamos los excesos como tónica general en todo lo que rodea al niño: exceso de ropa, de estímulos, de información para los padres, de gastos...pero tampoco tiene mucho sentido comparar en términos de mejor o peor, simplemente nos ha tocado vivir tiempos distintos y, con un poco de sentido común, podemos extraer lo mejor de ambos. Es el caso de los juegos tradicionales.

Para una defensora de la tecnología, las aplicaciones informáticas orientadas a niños y de los juguetes modernos que contribuyen a desarrollar las habilidades y estimulan los sentidos del niño, hablar de los beneficios de los juegos tradicionales puede parecer una contradicción, pero no lo es en absoluto.

El juego es siempre beneficioso

Todo juego debe aportar diversión, entretenimiento y dotar al niño de habilidades o conocimientos extras. Cada juego trabaja áreas diferentes de desarrollo, por eso, la clave desde mi punto de vista está en la variedad y la rotación adecuada de actividades.

iPad

¿Qué es mejor para el niño: aprender a dibujar a través de una app para ordenador o pintar con tizas en el suelo de la calle? Yo no tengo ninguna duda: la combinación de ambas actividades. Sus jornadas con el ordenador le ayudan a adquirir destrezas imprescindibles hoy en día y que le facilitan otro tipo de aprendizaje. Pintar en la calle con tizas, desarrolla su creatividad en un espacio más amplio, le enseña a compartir tizas y 'lienzo' con otros niños y a realizar una actividad en grupo, contribuyendo a reforzar lazos sociales.

bebe con perrito de Fisher Price

¿Aprender palabras, números, colores...a través de un amigo en forma de peluche o jugar al veo-veo con mamá? Ambas opciones son divertidas y contribuyen a un enriquecimiento del lenguaje y en absoluto son excluyentes.

¿Hacer música pisando las teclas de un piano o las hojas secas del parque? ¿Por qué no ambas?

Racionalizando los juguetes

No sé si es mi percepción o la realidad, pero observo una generación de padres más conciliadores, que saben conjugar con destreza los beneficios de los juegos tradicionales en un entorno marcado por el consumismo y los avances tecnológicos. Racionalizamos la compra de juguetes en función de la edad del niño y sus necesidades, apostamos por el conocimiento y el uso racional de la tecnología, pero aún somos capaces de sacar partido a una tiza, una hoja de árbol o una cuerda.

En Feliz Aprendizaje | Las mejores herramientas para que tu hijo se exprese a través del dibujo

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos