Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Aprendemos juntos el tercer mes: mantita de actividades divertidas

Aprendemos juntos el tercer mes: mantita de actividades divertidas
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Cómo cambia el sentido del tiempo cuando el bebé ya está en nuestras vidas. Los días pasan a ser continuas experiencias nuevas para ti y aventuras para él. Me encanta tachar el paso de los meses, los meses más apasionantes que he podido vivir y que suponen, cada uno de ellos, continuas hazañas del pequeño que sientes como la mayor de las proezas humanas.

Llegamos a los tres meses… ¡a jugar con la mantita de actividades divertidas!

Segundo asalto ¡a moverse!

Parece mentira pero en tan poco tiempo en bebé ha pasado de moverse por actos reflejos a hacerlo voluntariamente. Su cabecita ha pasado de ser una parte del cuerpo frágil y sin control a poco a poco poder mantenerla recta, por poco tiempo, en el segundo mes. Será el momento de girar la cabeza y curiosear lo que hay alrededor como un turista en su primera visita a una mágica ciudad, ¡no queremos perdernos nada!

Qué gozo y algarabía supone en los padres contemplar cómo el pequeño ya puede moverse en la cuna al tercer mes, patalear y dirigir las manos hacia todo lo que llama su atención. Esos visos de independencia, como lo serían después el gateo o las primeras palabras son momentos tan especiales que desearías atraparlos en el tiempo en una caja de pandora y poder recuperarlos en un futuro, cuando el bebé ya sea un mozo.

Un parque de diversión

v3711-babygear-play-quilt-d-2.jpg

En el presente, lo que deseas es que sus minutos, horas y días sean de continuo desarrollo, aprendizaje y juego y la mantita de actividades divertidas es perfecta para tal menester. Es confortable, aunque el bebé aún no gatee es de gran tamaño para que su diversión también lo sea. Este hábitat creado especialmente para nuestros pequeños tiene muchos cosas con las que entretenerse; graciosos animalitos, divertidas actividades, música, sonidos. El bebé se encontrará en ella como en un gigante parque de atracciones pero este estará hecho a medida y no tiene peligro alguno, pudiendo jugar sentado o boca abajo estirado sobre la mantita.

Nosotros le veremos disfrutar mientras su motricidad gruesa, su dominio manual a la hora de adquirir control y fuerza en las manos y su capacidad visual a la hora de coordinar la vista y la mano se desarrollan. Eso y facilitarle nuevos estímulos agradables que descubrir, oler y tocar, sonreirle, (al principio el bebé solo sonríe si está satisfecho, al tercer mes ya lo hace al verte sonreir) y hacerle suaves cosquillas a partir del segundo mes serán el modo más agradable y placentero de descubrir que este mundo en el que acaba de aterrizar es tan confortable como el útero y mucho más entretenido y apasionante.

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos