Compartir
Publicidad

¿Son peligrosos los antiinflamatorios en el embarazo?

¿Son peligrosos los antiinflamatorios en el embarazo?
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando hablamos de medicamentos en el embarazo, la recomendación es utilizarlos sólo si son realmente necesarios por los posibles efectos que pueden tener en el feto.

La cuestión es que en ocasiones la mujer los toma sin saber que está embarazada y como en normal, surge la preocupación sobre sus riesgos. Los antiinflamatorios están entre los más utilizados, por lo tanto hablaremos si son peligrosos o no en el embarazo.

Es un asunto bastante controvertido pues hay diversos estudios con conclusiones contradictorias sobre la seguridad de los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs), como el ibuprofeno, naproxeno, diclofenaco, rofecoxib y celecoxib.

Si bien hay estudios que relacionan tomar antiinflamatorios al principio del embarazo con un aumento de riesgo de aborto, según un nuevo trabajo publicado en la revista Canadian Medical Association Journal, los antiinflamatorios durante los tres primeros meses de embarazo no suponen un factor de riesgo independiente de aborto espontáneo.

Estudiaron los datos de 65.457 mujeres, de las cuales 4.495 habían tomado antiinflamatorios durante los tres primeros meses de embarazo y observaron que "entre las mujeres que habían consumido AINEs en la primera fase de la gestación se produjo un aborto en el 8,2% de los casos, en comparación con el 10% del grupo de las embarazadas que no usaron estos fármacos".

Los AINEs están clasificados como medicamentos de tipo B según la clasificación de riesgos farmacológicos de la FDA, esto significa que se ha demostrado que en animales no tienen efectos perjudiciales, pero no se han hecho estudios en humanos.

Lo que no se recomienda es tomarlos a partir de la semana 30 de gestación, cuando pasan a ser clasificados como medicamentos de tipo D, es decir que pueden tener efectos perjudiciales, pues se lo relaciona con mayor riesgo de reducir la cantidad de líquido amniótico pudiendo incrementar las probabilidades de hipertensión pulmonar en el bebé. También se cree que pueden provocar daños hepáticos y renales en el feto.

A la vista de todo esto, durante el primer trimestre de embarazo, el período de mayor riesgo de aborto, se debería evitar cualquier medicamento.

Si no se puede resolver con remedios naturales, la recomendación si hay dolor o un trastorno leve es tomar paracetamol (medicamento de categoría A, comprobado en embarazadas y considerado seguro) antes que un antiinflamatorio, y este siempre tiene que ser recomendado por el médico.

Vía | El Mundo Foto | lina smith en Flickr CC Más información | Canadian Medical Association Journal En Bebés y más | Tomar antiinflamatorios al principio del embarazo multiplica el riesgo de aborto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos