Compartir
Publicidad

Semana 7 de embarazo

Semana 7 de embarazo
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguimos nuestro recorrido por el Embarazo semana a semana, avanzando una semana más después de haber visto todo lo que sucede en la semana 6 de embarazo. Estamos inmersas en el segundo mes, y vamos a tratar las características de esta semana 7 de embarazo.

Tras las pruebas de embarazo y la posible primera ecografía, hemos confirmado la gestación, aunque nuestro cuerpo no parece haberse acostumbrado, los síntomas se acentúan y ya nos vamos haciendo a la idea de que un nuevo ser se desarrolla en nuestro interior.

Inmersas en el segundo mes de embarazo

Si aún no hemos hecho la visita al ginecólogo, probablemente lo hagamos en esta o las próximas semanas. En la primera visita el médico encargará un análisis de sangre, un análisis de orina y un frotis vaginal, además de tomar la tensión a la futura mamá, para poder elaborar el informe de la embarazada y controlar cualquier posible riesgo.

La confirmación del embarazo, la elaboración del historial completo de la mujer, el examen físico y la colección de análisis son los puntos claves de esta primera visita al ginecólogo. No olvidemos llevar preparadas nuestras dudas y un cuaderno donde anotar todas las recomendaciones, aunque en la consulta nos las suelen dar impresas.

A pesar de que aún estamos en las semanas claves para el crecimiento del embrión, cuando el riesgo de aborto es mayor, muchas parejas ya deciden hacer pública la buena noticia.

Aunque cada mujer sentirán unos síntomas diferentes, es probable que durante este mes tengas náuseas (con o sin vómitos), aversión o antojos por determinados alimentos, acidez de estómago, hinchazón en el vientre, necesidad de orinar frecuentemente, cansancio y somnolencia y cambios en los pechos (más evidentes en las semanas posteriores).

Las dudas anteriores a la confirmación del embarazo dan paso a estados de ánimo muy diferentes: algunas mujeres sentirán miedo y preocupación, otras una gran alegría y ánimos... Y lo más probable es que una misma mujer experimente todos estos sentimientos según el día y el momento.

Pero, ¿qué está pasando en nuestro interior?

Embrión de cinco semanas
Embriones de cinco y seis semanas

El embrión a las 7 semanas de embarazo

El embrión a las 7 semanas de embarazo tiene una edad de cinco semanas desde que se produjo la fecundación. Recordamos que esto es así porque al contabilizar las semanas de embarazo se empieza desde la fecha de la última menstruación (40 semanas) pero la fecundación del óvulo se produce dos semanas después (entonces hablamos de gestación de 38 semanas).

Cinco semanas después de la concepción, la pared del útero se ha reblandecido para permitir que el embrión se implante con fuerza. Otro cambio interno es el agrandamiento de la mucosa cervical o tapón mucoso, que garantiza que el cuello del útero permanezca cerrado y aislado del mundo exterior durante todo el embarazo.

Estamos en el periodo de organogénesis, porque a partir de las distintas capas del embrión se están formando los órganos del cuerpo. La exposición del embrión a los teratógenos (agentes que pueden inducir o aumentar la posibilidad de malformaciones congénitas) durante estas semanas (4 a 8), constituye el período más crítico de su desarrollo.

En este embrión que mide alrededor de un centímetro de largo y pesa menos de un gramo se hacen visibles las yemas o brotes de brazos, la placa de la mano y la extremidad inferior en forma de pala. El cerebro se transforma en cinco áreas y algunos nervios craneales son visibles.

El corazón continúa desarrollándose y ahora late a un ritmo regular. Los pulmones también continúan su desarrollo.

También se forma tejido que se ha de convertir en las vértebras y algunos otros huesos. La sangre se desplaza a través de los vasos mayores. Además se forma el tracto digestivo embrionario con un hueco correspondiente a la boca y la parte inferior del intestino ya presente.

Comienza el desarrollo de las estructuras del ojo y del oído. En lo que cada vez se parece más a una cara es posible vislumbrar una ligera pigmentación en el iris de los ojos y dos minúsculas ventanitas correspondientes a la futura nariz.

Poco a poco, el embrión va creciendo, cada vez podemos diferenciar más sus partes y en unas semanas más hablaremos de "feto". Su desarrollo sigue imparable en el segundo mes de embarazo y los avances en el crecimiento del embrión son espectaculares. En pocos días seguimos descubriéndolo todo sobre el Embarazo semana a semana.

Embarazo semana a semana: de la concepción al nacimiento

Fotos | Dan Zen en Flickr y BibMed En Bebés y más | Las ecografías en el embarazo, Aborto espontáneo: causas y síntomas, La primera ecografía, ¿mejor a partir de las 12 semanas?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos