Sigue a Bebesymas

pérdidas-líquido-amniótico

El líquido amniótico es un elemento vital para el desarrollo del bebé dentro del útero materno. Entre otras cosas, le protege de lesiones y de la pérdida de calor, por tanto es primordial que se mantenga la cantidad adecuada de líquido, siendo una de las mayores preocupaciones en el embarazo las pérdidas de líquido amniótico.

El líquido amniótico es un fluido líquido acuoso y ligeramente amarillento. Contiene nutrientes esenciales para el crecimiento del bebé como proteínas, carbohidratos, lípidos y fosfolípidos, urea y electrolitos, los cuales traga y luego elimina a través de la orina.

Lo cierto es que las pérdidas desconciertan mucho a la embarazada, sobretodo hacia el final del embarazo cuando es difícil distinguir entre una pérdida de líquido amniótico o la rotura espontánea de bolsa, la cual indica que ha comenzado el trabajo de parto.

Una rotura prematura de bolsa, es decir antes de la fecha de parto, podría implicar riesgo de parto prematuro o de aborto.

Detectar las pérdidas de líquido amniótico

Al perder líquido amniótico se moja la ropa interior con un líquido acuoso que fluye lenta pero constantemente, o al realizar determinados movimientos.

Se distingue del flujo vaginal porque éste es filamentoso y de la orina porque no presenta ese olor tan característico de la orina. De todos modos, se pueden confundir fácilmente las pérdidas de orina o flujo con líquido amniótico.

Un truco que me ha recomendado mi ginecólogo hacia el final de mi último embarazo es el de colocar un pañuelo oscuro en la ropa interior. Si deja restos es flujo vaginal, si sale húmedo y huele a pis, es pis, pero si sale húmedo y no huele es líquido amniótico.

Por si acaso tenemos dudas, hay tests caseros como Al Sense (se vende en farmacias) que consiste en un salvaslip que se coloca en la ropa interior y detecta las pérdidas de líquido amniótico.

De cualquier modo, ante la menor sospecha debes acudir al médico para comprobar si se trata o no de una pérdida de líquido amniótico, quien evaluará el estado y la cantidad del líquido por medio de una ecografía.

Causas relacionadas con las pérdidas de líquido amniótico

En ocasiones se desconoce la causa que las provocan, pero entre las más frecuentes destacan:

  • Infección congénita
  • Después de una amniocentesis. Puede suceder que haya pérdida de líquido amniótico después de practicar la amniocentesis, es por eso que se debe controlar especialmente a la embarazada después de esta práctica. Por lo general, la fisura cicatriza por sí sola, se interrumpe la pérdida y el líquido vuelve a su nivel normal.
  • Mujeres con antecedentes de rotura prematura de bolsa

Qué hacer ante sospecha de pérdida de líquido amniótico

El líquido amniótico es el medio en el que vive en el bebé dentro del vientre materno. Le protege, alimenta y ayuda a su desarrollo por tanto es muy importante que se encuentre en óptimas condiciones.

Si crees tener una pérdida de líquido amniótico en cualquier momento del embarazo debes acudir al médico para que valore los niveles de líquido amniótico y el estado de la gestación.

Foto | dizznbonn en Flickr
En Bebés y más | Qué es el líquido amniótico, Una fisura en la bolsa amniótica, El líquido amniótico y lo que debemos saber

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario