Compartir
Publicidad
Ni Mozart ni la pareja hablándole a la barriga: los bebés no oyen nada del exterior
Embarazo

Ni Mozart ni la pareja hablándole a la barriga: los bebés no oyen nada del exterior

Publicidad
Publicidad

¿Soy el único al que descubrir esto le da pena? Llevamos años pensando que los bebés pueden oír desde el útero la música que les ponemos, e incluso la voz de la misma madre, o de la pareja, y ahora resulta que no.

Había quien recomendaba que se les pusiera música clásica, Mozart para ser más concretos, porque así los bebés serían más listos y nacerían más tranquilos; había quien recomendaba que la pareja hablara al bebé para que, desde dentro, el bebé fuera conociendo su voz. Y ahora resulta que, según se dice en una investigación, los bebés no oyen nada del exterior.

No responden a las voces de la pareja

Según leemos en Europa Press, un estudio realizado por el Instituto Marquès de Barcelona, concluye que los bebés no reaccionan a las voces ni música que llegan del exterior, aunque sí lo hacen si el sonido les llega a través de la vagina.

El estudio se ha presentado recientemente en el 26 Congreso de la Sociedad Internacional de Ultrasonido en Ginecología y Obstetricia, en Roma, y muestra que los bebés no ejecutan ninguna respuesta cuando desde el exterior les llega la voz de las parejas, al parecer porque el útero, junto con el líquido amniótico, amortigua tanto el sonido que al bebé apenas le llega.

Ahora bien, si el sonido se emite vía intravaginal entonces el bebé sí realiza una respuesta, que incluso es diferente según lo que esté oyendo. Al parecer, a partir de la semana 16 de gestación, el 70% de los fetos mueve la boca cuando reciben el sonido de una voz humana, y el 87% mueve también la lengua si lo que escucha es música.

Esta diferencia de reacción se explica al considerarse que distintos sonidos activan distintos circuitos cerebrales.

Ahora por fin se sabrán las diferencias entre los que reciben estímulos y no los reciben

Al darse cuenta de que el sonido del exterior les llega tan amortiguado que no lo perciben, los investigadores abren la puerta a una línea de investigación que de verdad pueda establecer las diferencias entre los fetos que reciben estimulación acústica durante el embarazo y aquellos que no la reciben. También consideran la posibilidad de iniciar un cribado de sordera que podría hacerse también antes del nacimiento.

Esto, claro, solo se podrá hacer con aquellas mujeres que hagan llegar el sonido de su voz o música por vía intravaginal, y esto es introduciendo en la vagina un dispositivo que emite sonido.

¿De verdad no oyen nada de nada?

Pues eso parece. Sí es cierto que se decía que los bebés que escuchaban música en el embarazo luego eran capaces de recordar la música que ya habían percibido, como si les calmara por el hecho de volver a oírla. Sin embargo, el mes pasado se presentó un estudio hecho con cinturones de estimulación musical (cinturones de embarazadas que emiten audio) y vieron que el bebé apenas podría oír nada del sonido emitido, hasta tal punto que los investigadores sugirieron que era mejor que la madre cantara.

Ahora bien, según el presente estudio parece que ni siquiera la voz de la madre llega nítidamente al bebé, de manera que aunque se cree que algo podrá oír, el sonido llega tan amortiguado que no le sirve de mucho.

Un dispositivo para hacerle llegar el sonido

Babypod1

A raíz del estudio, y tal y como lo explicara Eva hace casi un año, una empresa decidió comercializar el mismo dispositivo que se diseñó para hacer la investigación.

Su nombre es BabyPod y se puede adquirir por 149,95€, prometiéndose como la única manera de hacer llegar voz y música al bebé e iniciar así el desarrollo.

Entonces aquí la duda es: si los bebés no oyen nada en el útero hasta que nacen, ¿no será por algo? Quiero decir, ¿no resultará entonces que estábamos equivocados y que lo mejor es que no tengan estímulos auditivos desde el exterior por alguna razón? Lo digo porque así como no sabemos cuál es el beneficio de poner música y hablar al bebé antes de nacer (pensábamos que era positivo poner música y hablar desde el exterior, pero si no oyen, las conclusiones que se tuvieran al respecto eran erróneas), no sabemos si puede haber algún perjuicio hasta que no se hagan las investigaciones correspondientes.

A este respecto, lo que sí tenemos es un metaanálisis, publicado este mismo mes, que ha analizado los estudios relacionados con la musicoterapia en recién nacidos prematuros y que solo ha podido concluir que es pronto para posicionarse a favor o en contra porque con los estudios que hay realizados hasta ahora no se puede lograr una evidencia clara. Aunque, todo hay que decirlo, sugieren que los resultados parecen estar indicando que la música podría ser beneficiosa para estos bebés.

En Bebés y más | ¿Qué oyen los bebés dentro de la barriga?, Comunicarse con el bebé en el embarazo, Hablarle a la barriga durante el embarazo es bueno (incluso aunque el bebé no pudiera oírlo)

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos