Compartir
Publicidad

Nace un bebé de una mujer sin ovarios gracias a un trasplante de tejido ovárico

Nace un bebé de una mujer sin ovarios gracias a un trasplante de tejido ovárico
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy hemos conocido en los medios de comunicación al niño nacido de una mujer sin ovarios gracias a un trasplante de tejido ovárico. Os lo decíamos tiempo atrás: se había logrado que una mujer sin ovarios quedara embarazada, y hoy se ha hecho público el final feliz de este hito.

La mujer de 31 años sin ovarios dio a luz el pasado julio a un bebé, llamado Lucas, después de someterse a un autotrasplante de tejido ovárico, una operación pionera que se llevó a cabo en el Hospital Sant Joan de Déu de Esplugues (Barcelona).

Así lo han explicado este miércoles los médicos del hospital al presentar el caso del pequeño Lucas y de su madre, Mercedes, una paciente que ingresó en el centro en 2001 porque tenía un tumor en uno de los ovarios, que le extirparon. Tras detectar otro tumor el el otro ovario, este también le fue extirpado, aunque se congeló parte del tejido ovárico.

Se pretendía de este modo preservar la fertilidad de las pacientes oncológicas, y finalmente se logró realizando un autotrasplante de dicho tejido ovárico en dos incisiones en el útero, cerca del lugar natural donde se sitúan los ovarios.

La actividad ovárica y la ovulación llegaron, hasta producirse el embarazo gracias a un proceso similar al que se lleva a cabo para las fecundaciones in vitro. En el primer intento de estimulación ovárica y fertilización se obtuvo un embrión que los profesionales transfirieron a la cavidad uterina y a las dos semanas la ecografía confirmó el embarazo de la mujer.

En el mes de julio de 2012, a las 30 semanas de gestación, la mujer dio a luz a su hijo, de 3,5 kilos. El bebé nació mediante cesárea por un problema con el cordón umbilical. El niño, lo podéis ver en las imágenes, está ya muy grande con casi diez meses, muy sano y feliz, como su mamá, que habla de "milagro".

Sin duda esta noticia es una esperanza para muchas mujeres que hace unos años perdían por completo la esperanza de ser madres tras un proceso oncológico. La extirpación de ovarios no tiene por qué dañar de forma irreversible el aparato reproductor femenino. Y enhorabuena a la familia, que tal vez se plantee aumentar más adelante.

Vía | La Vanguardia En Bebés y más | Curiosidades sobre la ovulación, Se produce el primer embarazo del mundo tras un trasplante de útero, Pierde el bebé la primera mujer que se quedó embarazada con el útero trasplantado

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos