Compartir
Publicidad

Los mitos culturales influyen en lo que las mujeres esperan del embarazo

Los mitos culturales influyen en lo que las mujeres esperan del embarazo
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Mitos sobre el embarazo sin base científica alguna que seguro que habéis escuchado alguna vez, como que la forma de la barriga indica el sexo del bebé, o los ardores significan que el bebé nacerá con mucho pelo... están lejos de ser desterrados.

Por suerte no son la principal fuente de información para las mujeres que esperan un bebé, pero las embarazadas también están influenciadas por los mitos sobre el embarazo que, al margen de los profesionales de la salud, circulan en el saber popular.

Las guías de embarazo, ginecólogos y matronas son las principales fuentes de información para las futuras mamás, pero una investigación reciente revela que también tienen peso el entorno cultural, “las mitologías del embarazo” que circulan en su entorno social y en los medios de comunicación.

El estudio, realizado por Danielle Bessett, profesora de Sociología en la Universidad de Cincinnati, en Ohio (Estados Unidos), se ha basado en entrevistas a 64 mujeres embarazadas en el área metropolitana de Nueva York desde 2003 hasta 2006 con el fin de conocer las expectativas de las mujeres sobre el embarazo y cómo están influidas por el entorno cultural.

Muchas mujeres dan por sentados supuestos que han visto en televisión, en espacios reales y de ficción, películas, anuncios, programas de entretenimiento… aunque no lo reconozcan en un primer momento. Otras no saben explicar muy bien de dónde provienen sus creencias sobre lo que tenía que ser la gestación.

Las creencias que las mujeres tienen sobre el embarazo estarían construidas sobre varias fuentes, pero el estudio demuestra que no se pueden subestimar estas fuentes “populares” y los profesionales médicos deberían tenerlo en cuenta para poder orientar e informar mejor a las futuras mamás.

Y es que, aunque en general esa mitología sea inocua, sí puede afectar en algunos casos a la mamá, por ejemplo, si cree que es malo no sentir náuseas y sufre algún tipo de ansiedad, o cambia su dieta introduciendo algún alimento poco recomendable…

Según la autora del estudio (titulado “Expecting Embodiment: Pregnancy Symptoms and the Cultural Mythologies of Pregnancy”):

los síntomas del embarazo, inconvenientes o debilitantes, no son tratados como efectos secundarios del embarazo en nuestra cultura, sino más bien como una conexión importante para el feto y la subjetividad del feto.

Resulta interesante este estudio también en cuanto que analiza las posibles causas de que algunos síntomas o temas sean muy frecuentes en la mitología e invenciones populares (aquí os dejamos los diez mitos más comunes del embarazo) y otros no.

En el primer apartado estarían los temas relacionados con náuseas, ardores, ansiedad o dolor del parto... En el segundo estarían temas que, o bien porque son más extraños, o bien porque son temas tabú, se habla menos de ellos: hemorroides, gases, hemorragias nasales…

En definitiva, vemos que lo que esperamos que ha de ser el embarazo en ocasiones está alejado de la evidencia científica. Y aunque en general se trata de temas que no perjudican en nada a la embarazada, la desinformación puede llevar a confusiones que se transmiten de generación en generación, y los médicos deberían tenerlos en cuenta.

Vía | Europa Press Más información | UC Edu Foto | kathryn_rotondo en Flickr-CC En Bebés y más | Los antojos no satisfechos no producen manchas en el bebé; está comprobado, Mitos sobre el embarazo que no son reales, ¿Algún amuleto durante el parto?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos