Compartir
Publicidad

Los embarazos atendidos por matronas tienen menos riesgo de acabar en parto prematuro

Los embarazos atendidos por matronas tienen menos riesgo de acabar en parto prematuro
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A medida que las sociedades evolucionan (o quizás habría que decir involucionan) y las personas trabajan más, comen peor, tienen un mayor nivel de estrés y viven más deprisa las tasas de partos prematuros aumentan. Un bebé prematuro tiene muchos más riesgos de salud que un bebé a término y la ciencia no deja de buscar respuestas o métodos que ayuden a disminuir dichas tasas.

Un estudio reciente acaba de determinar algo que difícilmente podríamos llegar a creer, y es que, además de los factores comentados, se ha visto que cuando el embarazo es seguido por una matrona y cuando el parto es también atendido por ellas el riesgo de parto prematuro es menor que cuando el control lo hace un obstetra.

Datos acerca del estudio

El estudio es una revisión sistemática de más de una docena de estudios con una muestra total de más de 16.000 mujeres, realizado por la Cochrane. Los investigadores analizaron los datos de todos ellos y compararon los resultados de modelos de atención al embarazo de países donde la responsabilidad máxima la tiene el obstetra con modelos en los que la voz cantante la lleva la matrona y vieron que, además de disminuir la probabilidad de parto prematuro los partos son menos instrumentales, al disminuir el uso de anestesia epidural, de episiotomías y de fórceps o ventosa. Además, se vio que el riesgo de perder el embarazo en os primeros seis meses de gestación era mucho menor.

Partos menos intervenidos

Para verlo en datos, las embarazadas que eran atendidas por matronas tienen un 23% menos de riesgo de parto prematuro y un 19% menos de riesgo de perder el bebé antes de las 24 semanas de gestación. A partir de la semana 24 el riesgo de muerte fetal es el mismo en ambos grupos.

El número de partos por cesárea es prácticamente el mismo, en contra de lo que pudiera pensarse, y el trabajo de parto de las mujeres con matronas es 30 minutos más largo, probablemente porque tienen un modelo de atención menos intervencionista y dejan más tiempo para que el parto vaya evolucionando.

Si os estáis preguntando cuál es la razón de todo esto, cómo puede ser que el seguimiento del embarazo por una matrona pueda incidir en el tipo de parto que vas a tener, deciros que la respuesta parece estar en la confianza de las madres en sus posibilidades y en el proceso. Los obstetras tienden a controlar más el embarazo y el parto y, en cierto modo, se adueñan un poco de la responsabilidad de que todo vaya bien. Las matronas, en cambio, ceden el protagonismo a la madre y, desde el principio, tratan de darle herramientas y ayuda para que sea ella la que se responsabilice de su gestación y de su parto y sea ella la que se vea capaz de hacerlo todo, con ayuda si hace falta, claro, pero ella sola la que dé a luz al fin y al cabo.

Además, cuando la atención del embarazo era a cargo de la matrona, entre el 63 y el 98% de las mujeres conocía a la persona que le asistía el día del parto, mientras que en el resto de los modelos esto sólo sucedió en el 0-21% de los partos. Obviamente, no es lo mismo ir a dar a luz y que encuentres a profesionales que ya conoces y en los que confías que ir a dar a luz y encontrar gente desconocida.

Pero, faltan los embarazos de riesgo

En la mayoría de estudios revisados los autores excluyeron a las mujeres con embarazos de alto riesgo o con adicciones, además de todos los partos atendidos por "matronas" no profesionales o tradicionales (entrecomillo porque si no son profesionales, no son matronas), los partos en casa o aquellos que se produjeron en los países pobres.

Esto quiere decir que, de haberse incluido dichos partos, los resultados podrían ser diferentes (o no), y que las conclusiones obtenidas deben limitarse a los embarazos normales, los que transcurren sin complicaciones, que por otra parte son la mayoría.

Aquí en España no sé decir qué modelo impera, porque los embarazos de mis hijos fueron controlados tanto por matronas como por obstetras (cada mes nos visitaba uno), y a la hora de ir a dar a luz siempre encontramos profesionales desconocidos. Ahora bien, el segundo y tercer parto, siendo el segundo prematuro, fueron atendidos íntegramente por matronas, ya que, al menos en el hospital al que acudimos, sólo avisan al obstetra en caso de que el parto se complique.

Vía | Medline Plus Foto | Re-nacer 7 de Monica Pan (con el permiso expreso de la autora) En Bebés y más | ¿Matrona o ginecólogo?, La matrona: la mejor opción de atención a la embarazada, "Mother of many": precioso corto sobre el trabajo de las matronas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos