Compartir
Publicidad

La pregunta del millón: ¿estaré embarazada?

La pregunta del millón: ¿estaré embarazada?
Guardar
31 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las consultas que más frecuentemente nos hacen las lectoras del blog están relacionadas con la posibilidad de embarazo. O bien porque lo deseen o porque no, la pregunta del millón es ¿estaré embarazada?.

Todas nos hemos hecho esa pregunta alguna vez en nuestra vida, ya sea que hayamos deseado con todas nuestras fuerzas que la respuesta fuese afirmativa o negativa. Como os imagináis, no podemos saberlo, ya que sólo una prueba de embarazo tiene la respuesta, pero sí podemos aclarar algunas cuestiones para que os quedéis más tranquilas.

Es posible que estés embarazada (o no)

Si has mantenido relaciones sexuales en tus días fértiles sin protección es posible que estés embarazada. Con todas las variables a favor, la posibilidad de embarazo cada vez que se tienen relaciones es de un 25 por ciento.

Sobre los días fértiles también hay que tener en cuenta que los espermatozoides sobreviven 3-4 días después de la eyaculación, por tanto si la ovulación se produce en esos días, es posible que esperen al óvulo para fecundarlo y se produzca el embarazo.

De haber usado anticonceptivos, ya sea de barrera (condón, diafragma, condón femenino) u hormonales y químicos (DIU de cobre, Mirena, pastillas, parches, anillo) debes saber que no son infalibles. Tienen una alta efectividad para evitar el embarazo, pero ninguna del 100 por cien.

También deciros que para que haya embarazo el semen debe entrar en la vagina y subir por las trompas de Falopio para fecundar el óvulo, es un camino cansado pero los espermatozoides pueden ser muy hábiles.

Nos consultan mucho sobre la posibilidad de embarazo cuando se ha eyaculado fuera de la vagina. De haber tenido penetración sin utilizar condón desde el principio, y sin ningún otro método anticonceptivo, por más que se haya eyaculado fuera también hay posibilidad de embarazo.

El líquido preseminal o fluido preeyaculatorio que segrega el hombre cuando está excitado también puede contener espermatozoides, los cuales al ser introducidos en la vagina pueden llegar al óvulo y fecundarlo.

Si bien hay controversias en los estudios científicos sobre la existencia de espermatozoides en el líquido preseminal y que su concentración sea suficiente para lograr el embarazo, ante la posibilidad de que contenga espermatozoides capaces de producir embarazo, la mejor prevención es utilizar condón desde el comienzo de la relación sexual.

La prueba de embarazo para salir de dudas

Si la regla no te viene y has mantenido relaciones sin protección en tus días fértiles (para dar un margen, en la semana central de tu ciclo) hay posibilidad de embarazo. Posibilidad implica que puedes estarlo o no. La única forma de salir de dudas es realizándote una prueba de embarazo.

Para un resultado fiable es importante saber cómo y cuando realizar el test. Debes hacerlo con al menos un día de retraso de la menstruación y preferentemente con la primera orina de la mañana, que contendrá mayor concentración de la hormona del embarazo (hormona gonadotropina coriónica humana).

Hoy en día hay tests de embarazo con gran sensibilidad que detectan la hormona del embarazo con cualquier orina del día e incluso antes de que tengas la falta. Pero de no ser de los más sensibles, para mayores garantías, es mejor realizarlo con la primera orina y con al menos un día de falta.

Su fiabilidad también es muy alta, aún así hay falsos negativos y falsos positivos en los tests de embarazo. Puede que el resultado sea negativo pero que estés embarazada, es decir, un falso negativo. Si tu regla no es regular puede que la fecha en que deba venirte la regla no sea tan precisa. En ese caso, espera tres o cuatro días y repite la prueba.

También puede arrojar falsos positivos, es decir que se haya detectado la hormona gonadotropina coriónica humana (HGC) pero no estés embarazada. Puede suceder en mujeres con trastornos hormonales, con enfermedades trofoblásticas y algunos cánceres, en caso de embriones ectópicos o embarazos anembrionarios o anembriónicos.

Sangrado de implantación

Muchas mujeres pueden confundir la llegada de la regla con el sangrado de implantación, una ligera pérdida de sangre ocasionada por la anidación del óvulo fecundado en la pared del útero.

A diferencia de la regla, el sangrado de implantación es más leve en cantidad y su color es amarronado o rojo oscuro. Puede durar uno o dos días, nunca más de cuatro o cinco, pero para que os hagáis una idea, ni siquiera se necesita compresa.

Como se produce entre los seis y los diez días después de la fecundación, puede coincidir con la fecha aproximada en la que debería venirte la regla, pero en realidad está marcando el comienzo del embarazo.

Si has tenido un sangrado de estas características, para salir de dudas deberías esperar unos días y realizarte un test de embarazo.

Otras razones por la que la regla puede no venir

mujer-embarazada

La amenorrea, es decir la falta de menstruación, puede deberse a diversos motivos, no siempre el embarazo. Puede deberse a cualquier alteración en los órganos que regulan la menstruación: sistema nervioso central, hipotálamo, hipófisis, ovarios, útero, vagina.

Ello implica anormalidades en la función de cualquiera de esos órganos, una gama muy amplia de causas, como ovarios poliquísticos, tumor de ovario, alteraciones hormonales, metabólicas, malformaciones, etc. También se puede deber a causas psicológicas como estrés o traumas.

Si la regla se ausenta durante tres meses o más, así como si notas cualquier síntoma extraño durante tu ciclo y los resultados de los tests de embarazo son negativos, es necesario que acudas al ginecólogo para encontrar la causa de amenorrea.

Mantener la calma y relajarse

Por último, muchas veces vuestras preguntas transmiten un gran nerviosismo e incertiudmbre. Ya sea porque llevan meses intentándolo y desean fervientemente quedar embarazadas, o porque bajo ningún concepto quisieran estarlo.

Por eso, intentad mantener la calma y seguir los pasos adecuados en cada momento. Si el embarazo no llega y mes tras mes sufres la misma frustración, intenta relajarte, no obsesionarte con el embarazo y verás que cuando menos te lo esperas lo consigues.

Si después de un año de mantener relaciones sexuales frecuentes sin protección no se logra el embarazo, tal vez sea hora de consultar un especialista para descartar cualquier problema que os impida concebir.

Espero que estas aclaraciones, aunque no os puedan dar una respuesta certera, contribuyan a despejar dudas ante la pregunta del millón: ¿estaré embarazada?.

Fotos | mpilote y Esteban Maringolo en Flickr En Bebés y más | ¿Por qué no me quedo embarazada?, Recomiendan hacer el amor todos los días para lograr el embarazo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos