Hiperémesis durante el embarazo (o por qué está ingresada Kate Middleton)

Síguenos

nauseas

Las noticias nos han hecho recordar qué es la hiperémesis gravídica, una afección que se da en algunas embarazadas durante el primer trimestre. Esta enfermedad está de actualidad porque Kate Middleton, la duquesa de Cambridge, ha sido ingresada debido a ella.

La hiperemesis gravídica es la presencia de náuseas y vómitos intensos y persistentes durante el embarazo que pueden conducir a la deshidratación. Precisamente ese riesgo es el que aconseja la hospitalización, ya que el cuerpo de la mujer no acepta ningún alimento.

Mientras que casi todas las mujeres experimentan náuseas o vómitos durante el embarazo, particularmente durante el primer trimestre, algunas pocas (menos de un 2% de las mujeres embarazadas) sufren hiperémesis, que literalmente significa “exceso de vómitos”.

Se cree que la causa de las náuseas y el vómito durante el embarazo es una elevación rápida de los niveles de la hormona del embarazo HGC (gonadotropina coriónica humana), secretada por la placenta. Por ello en el Reino Unido están cobrando fuerza las apuestas por un embarazo múltiple: este tipo de embarazos presentan un nivel más elevado de la hormona.

Otra posible causa de la hiperémesis gravídica podría ser el caso de un embarazo molar: es el resultado de una fecundación anormal del óvulo que produce un crecimiento deforme de la placenta y que evita que el embrión se desarrolle adecuadamente.

Dado que un embarazo molar se pueden confirmar con una ecografía, y la Casa Real británica ha hecho público el embarazo, se supone que Kate Middleton tiene un embarazo “normal” (aunque no sabemos si único o múltiple). Según nos cuentan nuestros compañeros de Poprosa, la duquesa estará en observación unos cuantos días en el Hospital King Edward VII y luego deberá guardar reposo.

Las náuseas intensas y persistentes durante el embarazo a menudo conducen a la pérdida de peso (de hasta el 5% del volumen corporal). A veces los mareos se acompañan de desmayos, la presión arterial puede ser baja y el pulso puede estar alto.

Por suerte, la mayoría de las veces la hiperémesis gravídica desaparece en el segundo trimestre, esperemos que así sea en el caso de Kate Middleton y en el de todas las mujeres que padecen esta enfermedad. Si sobrellevar unas náuseas “típicas” ya es difícil en ocasiones, no quiero imaginar lo que tiene que ser padecer hiperémesis…

Foto | Evil Erin en Flickr – CC
Más información | Poprosa
En Bebés y más | Quince consejos para tener controlados los mareos y las nauseas durante el embarazo, ¿Son eficaces las terapias naturales contra las náuseas del embarazo?, Las náuseas podrían estar relacionadas con bebés inteligentes

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios