Sigue a

Ejercicios en cuclillas para embarazadas

Los ejercicios en cuclillas proporcionan muchos beneficios. En esta posición se suspende una parte de la circulación general, con lo cual el corazón descansa. Esta posición también brinda flexibilidad a las articulaciones, en especial a las de la pelvis; además, estira y fortalece los muslos y los músculos de la espalda y alivia el dolor lumbar.

La posición en cuclillas es muy cómoda para la relajación y práctica para el trabajo de parto y el alumbramiento. Podrá parecerte incómoda en un principio, pero con el tiempo te resultará muy fácil realizar estos simples ejercicios en cuclillas.

Aprendiendo la posición

Puedes comenzar ayudándote con la pared y unas almohadas sobre el piso para sostenerte. Párate con la espalda contra la pared y los pies separados a la misma distancia de las caderas. Deslízate hasta quedar en cuclillas sobre las almohadas. Probablemente no puedas apoyar los talones en el suelo al principio; trata entonces de echar tu peso hacia delante.

Medias cuclillas

Sujétate de algo firme y coloca tu pie izquierdo adelante del derecho. Rota la rodilla izquierda un poco hacia fuera y lentamente baja hasta el suelo, hasta donde puedas llegar, manteniendo las nalgas apretadas y la espalda recta. Levántate lentamente y repite lo mismo con la otra pierna.

Cuclillas completas

Manteniendo la espalda estirada y recta, abre las piernas y baja lo más que puedas. Trata de apoyar los talones en el suelo, distribuyendo tu peso equitativamente entre los dedos de los pies y los talones. No te preocupes si no logras apoyar los talones. Si presionas con los codos contra los muslos, se producirá un estiramiento mayor de la cara interna de los muslos y de la región pélvica.

En Bebés y más | Fortalecer los abdominales durante el embarazo
Más información | Ejercicios durante el embarazo

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario