Sigue a

tercer

Continuando con nuestro calendario de embarazo sobre cómo se desarrolla el bebé semana a semana desde que es concebido, vamos llegado a las últimas semanas del primer trimestre. Hemos visto en los dos posts anteriores cómo ha pasado de ser un conjunto de células a un minúsculo ser humano.

Semana 9 de embarazo


Aunque cueste creerlo, en la semana 9 el embrión con apenas 7 semanas de vida y unos 3 centímetros de longitud ya tiene aspecto humano. Ha desaparecido la cola de pez que tenía en las primeras semanas y si pudiésemos espiarlo dentro del vientre apreciaríamos cómo los dedos de manos y pies se van separando entre sí, igual que las orejas se despegan de la cabeza y cómo los párpados cubren los ojos. Sus órganos sexuales externos ya están definidos aunque todavía no puedan verse a través de una ecografía. Igualmente, el bebé comienza a moverse vigorosamente, aunque de momento no puedas sentirlo.

Semana 10 de embarazo


En la semana 10 de embarazo (8 semanas del bebé) se forman los pabellones auditivos del bebé y muy pronto comenzará a oír los sonidos provenientes del exterior, incluida tu voz. Comienzan a crearse pequeñas raíces de lo que en el futuro serán los dientes de leche y las uñas. Sus intestinos están creciendo y ubicándose, así como la glándula tiroidea, el páncreas y la vesícula comienzan a prepararse para cumplir su futura función de digerir los alimentos una vez que el bebé haya nacido y se alimente por sí mismo. Lo asombroso es que a esta altura ese perfecto mecanismo se está dando en un ser humano de apenas dos meses de vida, 4 centímetros de largo y 5 gramos de peso.

Semana 11 de embarazo


A partir de la semana 11 pasa de ser un embrión a convertirse oficialmente en un feto y las probabilidades de riesgo de aborto espontáneo se ven notablemente disminuidas, ya que la mayoría de las anormalidad raramente se dan después de la semana 12. De todas formas debes seguir cuidándote y cuidándo a tu bebé al máximo de efectos nocivos como alcohol, tabaco, drogas, estrés, mala alimentación, etc…

Si bien todavía son flexibles, los huesos comienzan a solidificarse, las terminales nerviosas comienzan a conectarse mediante impulsos eléctricos y los glóbulos rojos comienzan a producirse, también la orina. Su piel es todavía transparente y sus ojos comienzan a ubicarse en el centro de la cara. Por medio de un aparato de ultrasonido (doppler) ya puede oírse con fuerza el latido del corazón.

Semana 12 de embarazo


En la semana 12 (10 del bebé) la placenta funciona a pleno rendimiento para hacerle llegar al bebé los nutrientes necesarios para su crecimiento. Las estructuras principales ya están en funcionamiento, todos sus órganos trabajan aunque todavía les queda bastante para estar completamente desarrollados. El tamaño y peso aproximado del bebé al finalizar esta semana es de 6 cm y 10 gramos. La mitad de su tamaño corresponde sólo a la cabeza.

Con respecto a la madre, es posible que notes que ciertos malestares más frecuentes como las nauseas, el cansancio y los mareos comienzan a remitir. Seguramente, el aumento de peso hasta el momento no ha sido significativo, incluso hay mujeres que en los primeros meses bajan de peso debido a las náuseas y los vómitos. En el segundo y tercer trimestre es cuando se ganan los kilos más rápidamente. Sin embargo, a esta altura ya notarás que el útero ha crecido bastante y podrás ver que asoma una incipiente tripita que se hace más notoria a última hora del día.

La placenta ha comenzado a generar una sustancia parecida a la melanina que produce un oscurecimiento en algunas partes del cuerpo como los genitales, las areolas de los pechos y la línea alba. Es muy importante que protegas tu piel con un factor de protección solar alto para evitar que se formen manchas en la superficie de la piel, un trastorno llamado cloasma gravídico.

Probablemente en estas semanas acudas a la segunda consulta prenatal y seguramente a la primera si es que no lo habías hecho ya. El médico controlará tu estado general, tu presión arterial, el peso y si ya estás en la semana 12 es probable que mida a través de una ecografía la traslucencia nucal del feto que suele realizarse entre la semana 12 y la semana 15. Se trata de una medición del grosor del pliegue nucal que sirve como marcador para detectar ciertos desórdenes genéticos.

De todos modos, ya hablaremos en profundidad en este calendario de embarazo y en nuestro Especial Embarazo sobre ésta y el resto de las pruebas prenatales que se realizan a lo largo de la gestación, por qué motivo se realizan, cuándo y cuáles son sus objetivos.

En Bebés y más | Cómo crece el bebé: de la semana 5 a la semana 8
En Bebés y más | Cómo crece el bebé: de la semana 0 a la semana 4
En Bebés y más | Todo sobre Molestias en el embarazo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

0 comentario