Síguenos

combatir la acidez.jpg

La gran producción de progesterona y estrógenos (sí, otra vez las hormonas) es la culpable de la desagradable acidez de estómago durante la segunda mitad del embrazo.

Ocurre que, las hormonas relajan los músculos del aparato digestivo, entre ellos el anillo muscular que se encuentra entre el esófago y el estómago, permitiendo que los ácidos estomacales y parte de la comida digerida refluyan hacia el esófago produciendo sensación de ardor o quemazón. Esta relajación general provoca también digestión lenta y pesadez de estómago.

El ardor de estómago es más común en el tercer trimestre debido a que, a medida que crece, el útero va presionando sobre el estómago. Pero existen casos en que la acidez aparece desde el principio del embarazo. Algunas claves para lidiar con esta molestia son:

  • comer pequeñas cantidades varias veces al día y masticar despacio.
  • evita los cítricos, los vegetales de hoja crudos, los dulces y los fritos.
  • evita los yogures, las infusiones y los productos con cafeína
  • come vegetales cocidos
  • toma un vaso de leche fría si sientes acidez
  • deja que pase más de una hora para digerir los alimentos antes de acostarte
  • duerme lo más incorporada que puedas, con almohadones bajo tu cabeza
  • bebe mucho líquido, frío y entre horas.
  • evita las gaseosas y el alcohol

    No es que sólo las embrazadas sufran acidez, hay causas que nada tienen que ver con las hormonas del embarazo, como que el ácido estomacal irrite la sensible mucosa esofágica. Pero ese es otro tema.

    Si, a pesar de estas precauciones, la acidez persiste, coméntaselo a tu médico para que te de algún antiácido permitido.

    Más información | babysitio.com

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario