Sigue a Bebesymas

bañadores embarazada.jpg

Llega el verano y todas las mujeres nos enfrentamos, algunas mejor que otras, al momento de ponernos el bañador.

Las que estamos embarazadas portamos además una tripa más o menos incipiente y nos planteamos cuál es el bañador más adecuado para nuestro nuevo cuerpo.

Personalmente, me encantan los bikinis y siempre que la madre se sienta cómoda, me parecen que quedan muy bonitos. Aunque es cierto que hay mujeres a las que no les gusta enseñar la tripa a los cuatro vientos.

A lo mejor durante los últimos meses de embarazo, como en mi caso que estoy de siete meses, ya no te apetece tener tanto la tripa al aire.

Yo opto por alternar bikinis cómodos de bragas anchas y sujetadores grandes con los tankinis (como el dos piezas de la foto, no sabía que se llamaran así).

Son bañadores de dos piezas compuestos de camiseta y braga que resultan súper cómodos y además protegen la tripa del sol.

Un truco que aconsejo ya que no es tan fácil conseguirlos es comprar por separado una camiseta de tirantes de lycra que combine con una braga de bikini a juego.

Los bañadores enteros los encuentro muy finos y estéticos. Estilizan bastante el cuerpo de la mujer, y más aún el de la mujer embarazada. Un buen truco es conseguir un bañador entero una talla o dos más grande que la que solemos usar.

Personalmente no me gustan demasiado los bañadores premamá, aunque reconozco que están diseñados específicamente para sujetar bien la panza y los pechos, pero no se por qué en general me parecen algo anticuados.

Sobre todo los que menos me convencen son esos que tienen volantes, moñitos o frunces que a veces acaban haciéndonos parecer más gordas y grandotas de lo que realmente estamos.

Aunque, por supuesto, en cuestión de gustos no hay nada escrito.

Más información | Mothercare | Vertbaudet

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario