Una polémica prueba hecha con muñecos muestra que los niños prefieren el bebé blanco al negro

Síguenos

Hace unos días me pasaron este vídeo titulado “Prueba de racismo en México” donde se hace un experimento con niños para ver cuál es su nivel de racismo siendo aún menores.

El experimento se lleva a cabo con un muñeco blanco a un lado y un muñeco negro al otro y entonces se les pregunta a los niños “qué muñeco es bonito y cuál es feo”, respondiendo la mayoría de niños que el bonito o bueno es el blanco y que el feo o malo es el negro. Además les preguntan por qué les parece malo el negro, y ellos se basan simplemente en el color: “es malo porque es negro (o marrón)” y “es bueno porque es más blanco”.

La gente que ha visto el vídeo se ha rasgado las vestiduras al ver las respuestas de los niños, sin embargo yo, como suelo hacer otras veces, he tratado de imaginarme a mí mismo como niño ante el experimento, y he tratado de imaginar a mis hijos en el experimento, y me he dado cuenta de que hay varias razones, que no tienen que ver con el racismo, para responder lo mismo que estos niños.

El bueno está a la derecha, el malo a la izquierda

Si yo quisiera hacer un experimento y quisiera ver cuál es el nivel de racismo y cuál la tolerancia de los niños al color de la piel y decidiera hacerlo con muñecos (yo lo haría con fotos de personas blancas con traje y personas blancas con muy mala pinta, así como personas negras con traje y personas negras con muy mala pinta, por ejemplo…) pondría al muñeco negro a la derecha de los niños y al blanco a la izquierda.

La mayoría de niños son diestros. Si tú ofreces algo a un niño para que lo coja, lo lógico es que extienda la mano derecha para cogerlo, así que si yo pusiera a un niño dos muñecos blancos idénticos delante y le dijera que escogiera uno, lo más probable es que la mayoría escogiera el de su derecha, por una cuestión de practicidad: escojo el que puedo coger con mi mano dominante.

Sin embargo para el experimento lo han hecho al revés. Han puesto a la derecha al muñeco blanco y al negro a la izquierda, quizás porque quieren que los niños muestren su racismo eligiendo realmente al blanco.

El color blanco significa una cosa y el negro otra

En las películas en las que aparece Dios representado por una persona, va vestido con un traje blanco, completamente blanco. Esto sucede también con las mujeres cuando se van a casar, que son puras e inocentes (se supone) y por eso van de blanco. Los malos de las películas, sin embargo, van de negro (¿alguien ha visto a algún malo vestido de blanco?) o con colores oscuros. Son la noche, la oscuridad, el mal, la muerte. De hecho, cuando alguien muere vestimos de negro, y la muerte está considerada como algo malo.

Los bebés son vestidos de azul o rosa combinado con blanco, incluso de blanco también, siempre colores claros. Nunca he visto un bebé con un vestido con puntilla negro porque a nadie se le ocurriría comprar algo así (y a nadie se le ocurriría ponerlo a la venta).

Los mismos adultos analizamos los dibujos de los niños y nos complace ver que utilizan muchos colores, así como nos hace sospechar el que un niño utilice mucho el negro en sus dibujos.

Dicho esto, si a un niño le preguntan: cuál de los dos es el bonito, el bueno, los niños dirán el blanco y si preguntan cuál es el malo, el feo, dirán el negro. No porque las personas negras sean malas, no como rechazo, sino porque están respondiendo lo que han aprendido en base a los colores: el blanco representa lo bueno y el negro lo malo. Para muestra, un botón, he hecho una búsqueda de imágenes en Google con “el bien y el mal” y las imágenes hablan por sí solas (haced click aquí y veréis mi búsqueda).

“¿Cuál muñeco es bonito?” es una pregunta peligrosa

Si os fijáis, la chica que pregunta empieza con un “¿Cuál muñeco es bonito?”. Los niños por eliminación y deducción entienden que uno de los dos es bonito y el otro feo, viéndose obligados a elegir uno de los dos. En ese momento eligen al blanco. Entonces llega la pregunta “¿Cuál muñeco es feo?”, a lo que deben responder sí o sí que es el negro.

¿Y si les hubieran preguntado “cuál es el otro muñeco bonito”? Si en vez de decir “cuál es el feo” les hubieran preguntado cuál es el otro muñeco bonito quizás hubieran señalado al negro por eliminación y entonces los niños dejarían, de golpe, de ser considerados racistas.

Pero no, en el experimento no se permite a los niños que ambos sean buenos, pues las preguntas van dirigidas a que uno sea bueno y bonito y el otro sea malo y feo. Sólo una niña, que aparece bien poco en el vídeo, dice que ninguno de los dos es malo, saltándose la regla de la entrevistadora (de elige al bueno y al malo).

Los negros suelen ser minoría

No sé si en México hay muchas personas negras o pocas, pero en España, en proporción, hay muy pocas. La primera vez que yo vi a una persona negra tenía ya unos cuantos años y recuerdo que no podía parar de mirarla asombrado. Si alguien me hubiera puesto al lado a una persona blanca y me hubiera preguntado “¿con cuál te vas?” yo habría respondido inmediatamente que con la persona blanca.

La primera vez que mi hijo Jon vio a un chico negro se quedó alucinado mirando. No podía dejar de mirarlo y cuando éste se nos acercó (venía hacia nosotros caminando por la calle) mi hijo hizo ademán de esconderse de él, asustado. Me sentí violento por la situación, pero entendí a mi hijo porque yo había sentido algo parecido de pequeño. No es racismo, no es rechazo, es desconocimiento, falta de costumbre.

Si los niños de México son la mayoría blancos o mestizos y ven a pocos negros, lo más normal es que entre esos dos muñecos elijan al blanco, y eso para mí no quiere decir nada. Yo tengo un coche negro, porque es el color que más me gustó, pero eso no quiere decir que no me gustaran otros colores (de hecho, el último móvil que compré también es negro y el blanco no me gustaba nada… ¿soy racista con mi color de piel?).

Pero podría ser que sí fuera racismo

Como no tengo los datos y como no puedo poner la mano en el fuego por nadie, cabe la posibilidad de que esos niños realmente sientan rechazo hacia el bebé negro porque han aprendido que los negros son peores y los blancos mejores (aunque ya digo que a mí no me lo parece). Esto no es innato, esto se aprende, se absorbe del ambiente, de los diálogos, de las imágenes de la televisión, de las palabras de nuestros padres, de los chistes xenófobos, de los anuncios publicitarios y en definitiva de la sociedad entera. Todos somos culpables en cierto modo de que los niños digan tonterías y de que asuman conceptos racistas.

Tengo una amiga que tiene un hijo etíope adoptado y un día me explicó que una niña de 6 ó 7 años le dijo al niño que “tú no juegas, que eres negro”, he sido testigo de comentarios racistas por parte de los adultos delante de sus hijos y siempre he pensado lo mismo: “qué pena dejar esta herencia a nuestros hijos”.

Con esto quiero decir que aunque los niños del vídeo no me parecen tan malos y en parte porque creo que el experimento podría haberse hecho mejor, muchos niños de hoy en día siguen rechazando a otras personas por el color de la piel y esto es lamentable, así que espero que tanto el vídeo como la entrada en sí os den para reflexionar un poco (yo ya lo he hecho).

Vídeo | Youtube
En Bebés y más | Un bebé negro protagoniza el polémico anuncio de unos pastelitos de chocolate, Noguays, dibujos animados por la integración y solidaridad, El racismo relacionado con la mortalidad infantil en Estados Unidos

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios