Sigue a

Nuria Roca, Finlandia y el Twitter

Si ayer hablamos del mensaje que dejó en Twitter Ana Rosa Quintana, haciendo referencia al frío y a la falta de tapas y cañas en Finlandia, hoy toca hacerlo de otra conocida presentadora, Nuria Roca, que también se “lució” al hablar en Twitter del sistema educativo finlandés.

Sus palabras fueron las siguientes:

Yo lo siento mucho pero a mí los padres q participan en toooodas las actividades escolares también me dan mucha pereza… aquí y en Finlandia.

Como es lógico y como suele suceder, si juntas en una frase la palabra “padres” y una crítica, mucha gente se sentirá ofendida y lo que sucedió fue que le llovieron las críticas, unas más respetuosas y otras menos, a las que ella trató de defenderse como pudo. Dejando a un lado el tema de los comentarios y centrándonos en sus palabras, decir que de igual modo que las palabras de Ana Rosa pueden ser molestas, las de Nuria Roca también se las podría haber guardado para sí.

Situémoslas en el contexto

Si en una charla entre dos padres que hablan de la implicación de otros padres en la escuela alguien dijera que hay padres que participan en toooodas las actividades de los niños y que qué pereza, podría entender que se refiere a aquellos padres a los que sólo les falta una cama en el colegio y en ese contexto podría estar hasta de acuerdo con la afirmación.

Sin embargo, el tweet de Nuria Roca se refirió a lo que pudimos ver en Salvados, y lo que allí pudimos ver es a un padre con una baja paternal de seis meses cuidando de su hijo, explicando que allí los padres tienen que participar con la escuela, asistiendo a reuniones, pudiendo ir (opcionalmente) a las clases de sus hijos y haciendo cursos para poder ayudar a los niños en el aprendizaje de las materias, entre otras cosas. De hecho, afirmó que aquellos padres que no están pendientes de la educación de sus hijos y que no acuden a las reuniones con la escuela pueden llegar a ser investigados por los servicios sociales, por si hay una omisión de cuidados (aquí en España tendría que haber más inspectores que panaderos).

Claro, después de ver esa secuencia del programa, uno siente que ese lugar es magnífico, porque en el trabajo te dan permiso para ir al colegio de tus hijos, porque las bajas paternales y maternales son mucho más lógicas que en España y porque allí, al fin y al cabo, lo que hacen es invertir en los niños para que luego, en el futuro y a largo plazo, sean adultos cultos, educados y válidos, con unas oportunidades similares.

¿Pereza?

Entonces, después de ver esto y después de envidiarlo, aparece la señora Roca y nos dice que “qué pereza”. Pues pereza ninguna, y menos en un país donde muchos padres llevan a los niños al colegio para aparcarlos de ocho a cinco, sin saber ni querer saber qué se cuece ahí dentro. Pereza ninguna en un país donde los niños se ponen malos y tienen que ir al colegio “dopados” de ibuprofeno porque “como lo vean malo me lo echan pa’trás”, como quien lleva el coche a la ITV, y es que “no tengo con quién dejarlo”. Pereza ninguna en un país donde los profesores llaman a los padres porque sus hijos están enfermos y los padres “no puedo ir, lo siento, estoy trabajando”, porque aquí es más importante el trabajo que nuestros hijos (a ver en qué convenio aparecen las horas que podemos cogernos para ir al colegio de los niños).

Pero claro, como sucede con Ana Rosa, dudo que sus hijos vayan a un colegio público, de esos en los que partes ya en desigualdad por el mero hecho de estar matriculado. Eso sí que da pereza, ver que tus hijos no podrán recibir la mejor educación porque van a un colegio que no te acaba de gustar, con niños cuyos padres tienen pereza y creen que a los niños se les educa en el cole y con profesores cada vez más quemados porque los políticos, cuyos hijos tampoco van a un colegio público y que también deben sentir pereza cuando abren la carpeta “Educación”, no hacen más que hacer políticas que acrecentan las desigualdades y que hacen que sus hijos tengan, finalmente, mayores y mejores oportunidades en el futuro que los nuestros. Eso sí que da pereza.

En Bebés y más | El sistema educativo de Finlandia en vídeo, No lo digo yo, lo dicen las “mentes brillantes”: el modelo educativo está acabado, Cada alumno es importante

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

16 comentarios