Compartir
Publicidad

Le da una lección a su hija con un tubo de pasta de dientes de la que podemos aprender todos

Le da una lección a su hija con un tubo de pasta de dientes de la que podemos aprender todos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con un modesto tubo de pasta de dientes se pueden dar grandes lecciones a nuestros hijos o cuando menos intentarlo.

Eso debió pensar Amy Beth Gardner, una madre de Cleveland en Estados Unidos que quería explicar a su hija lo que es y lo que significa el poder de la palabra. Le dió una lección con un sencillo tubo de pasta de dientes.

Una de esas historias de las que se aprende, independientemente de la edad.

La hija mayor de Amy, empieza la educación secundaria y su madre quería explicarla que en esta etapa, las palabras tienen mucho poder, más del que pensamos.

Le entregó un tubo de pasta de dientes y le pidió que la sacará toda y la dejara en un plato. La niña lo hizo.

Después le pidió que volviera a meter la pasta de dientes en su tubo. La niña se quedó perpleja y primero protestó diciendo que no podría hacerlo, después protestó diciendo que no iba a quedar igual que al principio y cuando dejó de protestar Amy, su madre, le explicó lo que quería que entendiera con ello, algo mucho más importante que el tubo de pasta de dientes.

"Ahora que vas a empezar secundaria, estás a punto de ver el peso que tienen tus palabras. Vas a tener la oportunidad de utilizar tus palabras para lastimar, humillar, difamar y herir a otros. También vas a tener la oportunidad de utilizar tus palabras para sanar, animar, inspirar y amar a los demás"

Porque la pasta de dientes había sido sólo una forma de que su hija entendiese que cuando las palabras se pronuncian y se dirigen a alguien, esas palabras pueden herir o ayudar pero una vez dichas ya nunca podrán ser retiradas.

"Usa tus palabras cuidadosamente, Breonna. Cuando otros estén haciendo un mal uso de sus palabras, vigila las tuyas. Elige cada mañana que las palabras llenas de vida sean las que salgan de boca".

"Usa tu vida para dar vida a un mundo que lo necesita desesperadamente. Nunca, nunca lamentarás haber elegido la amabilidad".

Amy Gardner contó esta experiencia con su hija a través de su muro de Facebook a mediados de agosto, desde entonces la publicación no deja de sumar “Me gusta” y comentarios y tampoco deja de ser compartido por otras personas que conocen el poder de las palabras.

Actitud ante la vida

Manos 1

“…a diferencia de otros padres que tienen el lujo de disponer de 18 años para criar a su hijo en valores", ellos tendrán 9 años menos para conseguirlo, antes de que su hija probablemente "abandone el nido".”

Amy y su marido tuvieron muchas dificultades para poder ser padres legales de sus dos hijas, Breona la mayor de 11 años, la que empieza la secundaria este año y Bridgett de 7, ambas fueron adoptadas a través del servicio de acogida del Estado.

No todo han sido mensajes de apoyo y no todo han sido felicitaciones o comentarios de apoyo en facebook para Amy, de hecho ha tenido también distintas críticas por su acción a las que ella no dudó en responder, señalando abiertamente que sus hijas provenían de un ambiente muy complicado cuando ella y su marido consiguieron adoptarlas por fin.

"Quienes critican no saben cuántas noches nos hemos ido a la cama sintiéndonos completamente derrotados y cómo hemos trabajado juntos para ordenar el caos que fue tu infancia antes de que llegaras a nuestras vidas".

No es fácil educar a nuestros hijos según van creciendo, no es sencillo aunque como padres y madres pongamos siempre nuestra mejor intención y todas nuestras ganas.

Vía | Facebook Amy Beth Gardner
Fotos | iStockphoto
En Bebés y más | Los siete consejos definitivos para educar a tus hijos según los psicólogos de Harvard | "La diferencia entre educar a niños pequeños y a adolescentes", un excelente monólogo de Carles Capdevila | Once cosas que debes hacer para educar con el ejemplo

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos