Compartir
Publicidad

"Erradicaría las aulas". Entrevista a Patricia Vidal Calduch, maestra

"Erradicaría las aulas". Entrevista a Patricia Vidal Calduch, maestra
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Vamos a continuar hoy entrevistando a Patricia Vidal Calduch, maestra de Educación Infantil y Educación Física y creadora de la escuela activa Espacio para Crecer ( en Almería) además de estar realizando la formación en Pedagogía Blanca.

¿Que cosas erradicarías de las aulas?

Erradicaría las aulas en sí. No creo en las aulas tal y como están diseñadas. Aulas con 25 niños, con un horario rígido.

La mayoría de las aulas en los colegios tradicionales no están preparadas para atender las necesidades físicas y psíquicas de los niños. Prefiero llamarlo espacios o ambientes preparados por ejemplo: la biblioteca, taller de arte y teatro, huerto, rincón de matemáticas y ciencias...

Espacios , libres de juicios, en los que el niño se sienta libre para sentir y experimentar sin miedo a la equivocación, ricos en experiencias acordes con las necesidades de los niños.

Apuesto por la creatividad, y el aprendizaje vivencial y significativo. Habría que eliminar los libros de texto de la forma que se utilizan ahora, flexibilizar el curriculum, reducir los ratios, flexibilizar el horario, mezclar las edades y sobre todo dar un empuje a la educación emocional , y a la atención a las necesidades de cada menor.

¿A qué se deben las altas cifras de fracaso escolar?

Muchos niños y adolescentes se sienten frustrados. No ven en los estudios ninguna pasión, ninguna emoción. No están motivados, se aburren y se cierran Llegan a la adolescencia sin conocerse. Sin conocer sus propios talentos y sus capacidades.

Los niños nacen con plena curiosidad y son guiados por su necesidad de aprender, van a las escuelas y son forzados a estar sentados horas y horas en rígidas sillas y a memorizar ridículos fragmentos de información inconexa.

Son manipulados con premios y castigos para rendir en los exámenes, para comportarse de acuerdo a reglas arbitrarias.

Los profesores son a su vez tratados injustamente, forzados a desempeñar un papel determinado, a comportarse y a reaccionar de cierto modo, y a presentar una información que ni a ellos mismos les interesa. Esta situación hace que se fracase a la hora de impulsar individuos creativos, se destruye la curiosidad natural del niño y se sustituye con un comportamiento mecánico.

En definitiva el sistema sigue exigiendo aprender sin placer y sin comprensión real. Sigue sin confiar en las capacidades que tiene cada niño para manejar su desarrollo y su aprendizaje.

¿Es realmente el acoso escolar una parte del sistema escolar?

Desgraciadamente si. Algunos expertos denotan que el 25% de los niños y adolescentes sufren acoso escolar: agresiones, burlas, insultos... con todas las consecuencias que ello conlleva: tristeza, falta de autoestima, desmotivación, depresión, incluso suicidio. Muchos niños están sometidos diariamente a un trauma psicológico.

No se está garantizando la seguridad emocional en las escuelas. Se trabaja muy poco la inteligencia emocional ( la empatía, las emociones, los sentimientos propios y de los demás...)

No se puede mirar hacia otro lado ni ignorar las señales, o quitarle importancia a un problema tan serio. No podemos perder de vista que los niños de hoy, son los adultos del mañana si un niño agrede a un igual en el colegio, lo humilla y somete y no se hace nada para erradicar esto; probablemente mañana, manifieste esta misma conducta en una circunstancia similar.

El colegio (maestros, tutores, psicólogos…) junto a los padres, deben aunar fuerzas para erradicar este fenómeno.

¿Se fomenta la creatividad de los niños en las escuelas o más bien se limita?

En la mayoría de las escuelas se limita, incluso me atrevería a decir que en muchas casi anulan la creatividad de los niños.

Desde pequeños, cuando más capacidad tienen para imaginar, inventar, se les enseña que hay que intentar no equivocarse. Se penaliza el error y con el paso del tiempo esa creatividad y curiosidad se va apagando. Continuamente se les está dirigiendo autoritariamente.

Numerosas investigaciones señalan que la curiosidad y la búsqueda creativa da paso, con el tiempo, a comportamientos más rígidos, convergentes e inflexibles.

¿Se fomenta el pensamiento creativo o divergente?

En la escuela se enseña al niño a amoldarse a los patrones establecidos, a adoptar un pensamiento convergente en lugar de divergente; al profesor le interesa que los niños contesten lo que se espera acerca de determinados contenidos y que los estudiantes no se salgan de las rutas trazadas.

Se fomenta la repetición en lugar de la creación, la acomodación en lugar de la experimentación y por eso la mayoría de los niños y jóvenes acaban por no arriesgarse a pensar o hacer algo diferente por miedo al error.

Las escuelas están centradas en el hemisferio izquierdo del cerebro, el análisis, la razón, la secuencia uno a uno. Se le da poca importancia al hemisferio derecho, que tiene que ver con la creatividad, las emociones, la imaginación, los sentimientos.

¿Cómo cambiar esta situación?

A los niños hay que dejarlos pintar lo que quieran, experimentar con distintos materiales, que puedan crear, imaginar, no calificarlos, ni penalizar el error y darles mucha confianza.

Entre todos podemos crear una sociedad más creativa, si confiamos en los niños y adolescentes y en sus potenciales internos.

¿Se fomenta la mentalidad emprendedora o más bien la de buscar un sueldo y aceptar lo que el sistema te depare?

De momento nuestro sistema educativo, al igual que la economía, está establecido para crear un producto, que es el trabajador. Mi pregunta sería ¿Es un trabajador industrial lo único que necesitamos en este momento, o es necesario que nuestro sistema educativo conciba algo diferente?

¿De verdad es tan importante fomentar la creatividad para el futuro de la sociedad?

El éxito escolar significa sacar buenas notas, y quienes las sacan son quienes se adaptan mucho al sistema educativo, quienes asimilan y repiten lo que les cuenta el profesor y siguen los patrones establecidos, arriesgando e innovando lo mínimo para no cometer errores ni hacer el ridículo.

Luego, en el ámbito profesional, se pide gente creativa, innovadora, emprendedora, que piense, que tenga ideas originales, que busque soluciones propias; y los alumnos de buenas notas no saben hacerlo porque, en la escuela, que es donde ellos eran buenos, les daban la solución que seguir y lo que primaba era hacer las cosas cómo les decían, de una única manera, sin pensar diferente.

El emprendimiento es el futuro, pero en el sistema educativo actual lo anula porque cuando un niño contesta algo distinto a lo esperado los maestros lo corrigen, y así van cortando su capacidad de ser creativos e innovadores.

Se estima que más de un 70% de los niños que están en educación infantil trabajarán en empleos que hoy no existen, por eso debemos fomentar, desde el principio de la escolaridad, el desarrollo de personas con espíritu crítico, inquietas y curiosas, reflexivas, con afán innovador y vocación científica.

Hay que animar a los niños a defender con pasión y respeto sus propias ideas.

Terminaremos mañana nuestra entrevista a esta maestra renovadora y llena de ideas, Patricia Vidal.

Más información | Espacio para Crecer En Bebés y más | Propuestas para cambiar la Educación: la conciencia del propio poder, Propuestas para cambiar la Educación: educar emprendedores, Propuestas para cambiar la Educación: aprender sin fichas , Propuestas para cambiar la Educación: no usar libros de texto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos