Sigue a Bebesymas

Emmi Pikler era una médica pediatra que desarrollo su actividad profesional a lo largo del siglo XX en Budapest, donde dirigía la casa cuna y desde donde difundió, con el Instituto Loczy, un método de atención al niño pequeño realmente interesante del que podemos ver en el vídeo que compartimos sus fundamentos.

Se considera que el niño pequeño es una persona merecedora de respeto, que precisa crear vínculos emocionales con sus cuidadores y que alcanza su desarrollo óptimo cuando se le permite un ejercio autónomo de su motricidad, que nace de forma natural y es intrínseca a su naturaleza.

La base del Instituto Loczy es esta: el niño que, sostenido y atendido por adultos con los que se siente vinculado emocionalmente, desarrolla su actividad de conocimiento del entorno y de sus propias limitaciones, retos y objetivos, se concibe como a si mismo como una persona competente y merecedor de atención, alcanzando la deseada confianza en sí mismo.

Si observamos a un bebé o a un niño pequeño en su actividad libre veremos como, espontáneamente va a ser capaz de desarrollar su potencial, concentrarse, esforzarse y lograr el objetivo que él mismo ha decidido conseguir. Disfruta y siente alegría, experimenta con sus movimientos y recursos en el medio. Y eso sucede porque él tiene su propio programa de desarrollo interno que nosotros, los adultos, más que inducir, debemos respetar y acompañar.

Os animo a ver este vídeo y a investigar en los métodos del Instituto Loczy, y, si os es posible, buscar, en caso de ser necesario, una madre de día, un nido familiar, una guardería o una escuela infantil que trabaje en esta línea, pues la formación de las cuidadoras las orienta a ser muy cariñosas con los niños y a respetarlos en todas las facetas de su desarrollo.

En Bebés y más | Andador, ¿si o no?, El juego (no el deporte) el mejor ejercicio para los peques, Jugar al aire libre: bueno, bonito y barato

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario