Compartir
Publicidad

Diez ideas para fomentar la creatividad de los niños

Diez ideas para fomentar la creatividad de los niños
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los niños nacen naturalmente llenos de creatividad. De hecho, si algo caracteriza a nuestra especie y a nuestros cachorros, es esa desbordante creatividad entendida como experimentación, imaginación y capacidad de dar soluciones a los problemas nuevos de nuevas maneras.

Sin embargo, es cierto también, que nosotros mismos empeñados en que las cosas de hagan "como deben hacerse" o las presiones del sistema educativo, a veces adormecen esa creatividad innata. Os propongo hoy algunas ideas para fomentar la creatividad natural de los niños que podéis, seguro, llevar a vuestros hogares y aulas.

Déjale dibujar y pintar libremente

El dibujo no es obligatorio, ni es necesario que todos los niños amen pintar y mucho menos a la misma edad. Pero es una forma de expresión y disfrute enorme, siempre que no obliguemos tiempos y temas, y mucho menos obligarles a copiar o colorear de manera prefijada y sin salirse de unas lineas marcadas. Ya habrá tiempo para que los niños dominen técnicas y se adentren en el dibujo naturalista. Cuando son pequeños dejádles pintar y dibujar libremente, con materiales y superficies variadas y sin juzgar su obra.

Acércale a diferentes materiales y texturas

Cuando hablo de materiales y texturas no me refiero específicamente a la expresión plástica o artística, sino a todo material, que sea seguro, que esté a vuestro alcance. Los niños pequeños aprenden mucho de sus sentidos, y el tacto es uno de ellos y debe ser atendido con una riqueza de experiencias que les harán descubrir lo diverso que es el mundo y como funciona. Tierra, agua, barro, telas, metal, madera, corcho y todo lo que imaginéis, ponédlo a su disposición.

Abraza la diversidad

El mundo es muy diverso y conocer eso les enriquece, les ayuda a pensar de manera diferente, a descubrir nuevas cosas y formas de vivir. Acude con tus hijos a ferias, exposiciones, museos y actividades que apuesten por la interculturalidad. Abraza la diversidad.

Déjale que juegue disfrazado

El disfraz ayuda a que el niño experimente nuevos roles y situaciones, alentando su creatividad en el juego y en la vida. Es una forma de expresar sus deseos y descubrirse capaz de ser lo que desee ser. Es más, os diría que les permitáis disfrazarse de lo que quiera y cuando quiera. Incluso si quiere ir a la calle disfrazado, o a una fiesta o a casa de sus abuelos, adelante, no hace daño a nadie y les estamos dando el reconocimiento a su propia personalidad.

Léele, léele, léele

Si, léele mucho, lecturas de todo tipo, cuentos, tebeos, revistas, fragmentos de novelas, de libros de divulgación científica... un niño al que se le lee descubre la maravillosa experiencia que es la lectura y todo lo que va a poder encontrar en los libros. No importa incluso que ya sepa leer, sigue leyéndole tu. Y otra cosa importante, déjale elegir sus lecturas. Sugiere, comienza, pero nunca obligues.

Llévale a museos de todo tipo

Los museos son espacios llenos de vitalidad y conocimiento, verdaderos tesoros del conocimiento humano al alcance de todos. Hay muchos y todos valen. Visita con los niños museos de ciencia, etnología, antropología, historia, pintura, traje... No es necesario que sean museos infantiles, siempre que respetes el que en alguno se aburra y quiera irse o que solo quiera estar un ratito, les van a encantar.

Háblale de descubrimientos científicos con naturalidad

Los niños desean entender el mundo y como funciona. La ciencia es la respuesta. No es necesario que todo lo vayan a descubrir ellos solos, hay respuestas que podemos ayudarles a encontrar. Haced experimentos. Háblale de descubrimientos científicos, de los grandes hombres que los realizan, de los misterios que seguimos sin haber resuelto. Ved documentales o series sobre contenido científico, también las hay infantiles si las más elaboradas les cansan.

Cuéntale historias de creadores

Cuentale historias de grandes creadores: la vida de los inventores, escritores, pintores, arquitectos, viajeros y descubridores es una fuente de inspiración enorme que les hará amar esa creatividad que desplegaros y apasionarse con la propia. Si tu no las conoces, adelante, empieza ahora. A ti mismo te va a ayudar mucho descubrirlas para poder contárselas.

Cultiva su inteligencia emocional

La inteligencia emocional es una parte importante de la creatividad, pues nos va a ayudar a atrevernos a hacer algo diferente y a conseguir nuestros locos sueños. La autoestima y la confianza en uno mismo es parte fundamental del proceso creativo. Saber entender como nos sentimos nosotros mismos, poner nombre a nuestras emociones y tratar a los demás como desearíamos que nos traten, comunicarnos y poner límites si nos dañan es indispensable.

Evita juzgar sus resultados

Cuando el niño experimenta y crea lo más valioso es el proceso, por tanto, evita juzgar sus resultados y no califiques o critiques sus logros. Puede que te pida opinión, y comparte con él la alegría que ha vivido y lo que ha aprendido, pero no resaltes los "defectos de forma" y mucho menos califiques su trabajo o pongas notas. Felicítalo, anímalo por lo que ha hecho, pero no dejes sobre él la responsabilidad de hacer las cosas "bien" como otros creen que deben ser.

Os dejo estas ideas para fomentar la creatividad de los niños y me pongo a trabajar para daros ideas a los adultos que vivís con niños para ser vosotros mismos más creativos y acompañarlos de ese modo.

Imagen | Children Book Review en Flickr En Bebés y más | "Dibujar es una actividad imprescindible en la vida de un niño". Entrevista a la psicóloga Judit Cueto, "El dibujo es un acto libre y natural del niño". Entrevista a la psicóloga Judit Cueto, La escuela mata la creatividad

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos