Compartir
Publicidad
Día Internacional de la Paz según Naciones Unidas. Hablar a nuestros hijos de paz sin volver la cara a los que huyen de la guerra
Educación Infantil

Día Internacional de la Paz según Naciones Unidas. Hablar a nuestros hijos de paz sin volver la cara a los que huyen de la guerra

Publicidad
Publicidad

Desde el año 1981, el 21 de septiembre, se ha convertido en el Día Internacional de la Paz, dicho así suena hasta cruel teniendo en cuenta cómo vemos cada día imágenes de conflictos bélicos en la prensa, en la televisión, en las redes sociales.

Imágenes de niños en estado de shock por culpa de las bombas, imágenes de niñas que se enfrentan a la violencia con la fuerza de su cámara de vídeo, imágenes que recrean cómo afectan las guerras a familias normales como la nuestra, como la suya.

Quizás hoy sería bueno que habláramos con nuestros hijos de paz sin volver la cara a aquellos que huyen de la guerra.

Hoy muchos de nuestros hijos habrán trabajado sobre la paz en el colegio, hablarán sobre conflictos bélicos y conflictos históricos, dibujarán una paloma de la paz, harán una cadena humana, correrán una carrera solidaria, con algo de suerte escucharán a alguna persona voluntaria de alguna ONG que les hable sobre las personas que huyen de los conflictos bélicos, algunos sólo son niños, como ellos mismos.

Objetivos sostenibles por nuestros hijos

Ninos 1

Este año la ONU se plantea que los objetivos de desarrollo sostenible sean los elementos constitutivos de la paz.

Objetivos sostenibles que respeten nuestro entorno y a nuestro planeta y que no le declaren la guerra como nos empeñamos en seguir haciendo desde hace años.

Son 17 los objetivos sostenibles, una lista de acciones en favor del planeta y por tanto en favor de las personas que lo habitamos, una especie de contrato social entre los líderes de los distintos países y los habitantes del planeta. La intención es buena, seguro.

Objetivos Onu

Entendemos por sostenibilidad la capacidad que tenemos de cubrir las necesidades presentes sin poner en peligro el futuro, la capacidad de cubrir nuestras necesidades sin diezmar la capacidad que puedan tener nuestros hijos de hacerlo cuando ellos sean adultos.

Nos estamos jugando su futuro con nuestra forma de afrontar nuestro presente y es evidente que tenemos que cambiar cuanto antes porque si no en el futuro las guerras no serán por el petróleo sino que se provocarán por el agua potable, por las tierras de labor, por el alimento.

No podemos dejarles ese futuro ni ese planeta

Mano Nino Cooperacion

Quizás podríamos empezar a enseñarles a consumir de manera sostenible, a disfrutar viviendo y no comprando, a compartir, a empatizar, a desarrollar la solidaridad por encima de la caridad, a ser personas más que consumidores, a pensar y a escuchar.

Quizás podríamos empezar a enseñarles el valor de los pequeños gestos, de sus ideas, de sus propuestas, de sus principios. Desde pequeños gestos como colaborar limpiando una playa a otros mayores como dejar de consumir bolsas de plástico, todos dentro de las opciones y las ideas a las que pueden acceder nuestros hijos.

La paz a partir de nuestra relación con el entorno, es una forma sensata de plantearse el futuro porque nuestros hijos muchas veces nos dan lecciones que nos empeñamos en no aprender. Sus discusiones con sus amigos se solucionan con la misma rapidez con la que se generaron y su relación vuelve a ser tan sana como al principio.

Viven más cerca de la paz que los adultos, quizás deberíamos pensarlo más de una vez.

Vía | un.org
Fotos | iStockphoto
En Bebés y más | Día de la tierra: involucra a tus hijos en el cuidado del planeta | "De trasto a juguete": bonita iniciativa para fomentar el desarrollo sostenible |

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos