Compartir
Publicidad

Consejos para motivar en el aprendizaje

Consejos para motivar en el aprendizaje
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Voy a seguir ofreciendo ideas para favorecer el aprendizaje de vuestros hijos y estudiantes. Y hoy os hablaré de la motivación, que, en realidad, es el verdadero motor del aprendizaje y es un tema sobre el que me consultan mucho tambien en el contexto de la enseñanza con Pedagogía Blanca.

Estamos diseñados para aprender lo que de verdad nos interesa. Si algo no nos interesa lo olvidaremos más pronto que tarde y no dejará verdadera huella en nuestras vivencias. Aprender con placer es indispensable, pues tampoco pretendemos que los niños aprendan contenidos bajo una presión enorme de vida o muerte, ¿verdad?

Observa al niño

Los niños nos demuestran lo que les interesa. Si estamos hablando de nuestros hijos es mucho más sencillo, pues simplemente observando podemos detectar los temas que en ese momento les están emocionando y, detectados, llevarlos de nuevo ante ellos con mayor profundidad y desarrollándolos para poder "tirar del hilo" y ampliar incluso a otros temas.

Dinosaurios, animales del mundo, volcanes, deportes, comer y "descomer", caballeros medievales y aventuras de piratas, arte... son cosas que podéis empezar a proponer. De cada pregunta de vuestros hijos podéis sacar miles de ideas.

Lleva un "diario educativo" y aprende a "tirar del hilo"

Una propuesta que suelo hacer a los padres que se sienten más perdidos es llevar un "diario educativo" en el que, caca noche, dediquen cinco minutos para apuntar los temas que ese día han sido de interés para el pequeño y tomarnos unos minutos para sacar algunas ideas que desarrollar.

Un ejemplo. Hoy nuestro hijo estuvo emocionado jugando con sus construcciones haciendo una ciudad y nos preguntó por la forma de alguna de ellas (una iglesia, el ayuntamiento, las calles...).

Al día siguiente, siempre atentos a que el niño no se aburra, nos podemos acercar a esos edificios de nuestro entorno y comentar sus funciones. Eso es aprendizaje vivencial, "tirar del hilo" y hacer conocimiento del medio en el propio medio.

Motiva en el aula

Cuando hablamos de motivar en un aula podemos pensar que es más complicado, pues lógicamente no todos los niños van a estar entusiasmados por las mismas cosas. Pero un maestro con empatía e ideas creativas sabe como hacer que los niños creen sus propios proyectos y expresen temas comunes.

Además, hay que tener en cuenta, que suele haber un curriculum general que seguir, aunque si hablamos de niños de Infantil esto es mucho más flexible incluso. Aún asi, aunque el maestro va a tener que ser más activo y proponer los temas, la posibilidad de que los niños los elijan, se repartan en grupos según temas de interés, es enormemente educativo y además supone un aprendizaje práctico de habilidades sociales reales de cooperación e investigación en equipo.

Respeta los estilos de aprendizaje

Es muy importante saber detectar el estilo de aprendizaje de cada niño también y permitirle aprender del modo que cada uno aprende mejor. Cualquier aprendizaje es mejor y más duradero si es vivencial y la memoria, habilidad humana natural, se ejercita recordando cosas que te importan.

Hay niños que aprenden observando, hay niños que lo hacen mejor escuchando y hablando. Otros, los que suelen estar menos entendidos, son los que precisan moverse y tocar y actuar para asimilar lo que aprenden. Hay niños que desean dibujar y colorear libremente y otros que se sienten cómodos con fichas prefijadas. Todos merecen el mismo respeto y atención.

Comprende la memoria

Un ejemplo. ¿Tiene un niño buena memoria si no recuerda las letras pero si los nombres de todos los Pokemon? Claro que si. Ya aprenderá las letras, seguro, no hay que agobiarse si con cuatro años no las reconoce aún. En nuestra sociedad aprenderá a leer, seguro.

Otro ejemplo. Como sabéis, yo soy Licenciada en Historia Medieval. Me se la lista de los famosos Reyes Godos. No me la se porque la haya memorizado, sino porque cada uno de ellos se convirtieron en mis "amigos" y disfrutaba con su historia y los detalles de sus acciones.

Es como cuando sabes el nombre de tus amigos, no necesitas memorizarlos, los sabes porque te importan y dejan impronta en tus neuronas. Si comprendemos que la memoria es una facultad humana que se ejercita usándola y que lo que memorizamos realmente es lo que nos importa vamos a tener las cosas mucho más claras.

Los niños aman aprender, si un niño está desmotivado y ha perdido la curiosidad y la pasión es que estamo enseñándole de una forma perjudicial para él. Más que preocuparnos de darles instrucciones sobre como aprender deberíamos plantearnos si debemos aprender nosotros como aprenden los niños para enseñarles mejor. Yo lo tengo claro y una clave es saber motivarlos o, mejor dicho, no hacerles perder la motivación.

Imagen | Isafmedia en Flickr En Bebés y más | Diez cosas que tu hijo necesita hacer, Los niños necesitan ensuciarse, Diez ideas para fomentar la creatividad de los niños

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos