Sigue a Bebesymas

Pintar con los dedos

Según un reciente estudio KH-7 Niños y Experimentación, el 98% de los encuestados afirmó que es partidario de dejar experimentar a sus hijos, pero a la hora de la verdad, en un baremo del 1 al 10 sobre permisividad frente la experimentación las madres obtienen un 6.4 y los padres un 5.9

Parece que tenemos claro que la experimentación es algo básico en el desarrollo de nuestros hijos, y queremos que nuestros hijos experimenten, pero eso sí, sin mancharse.

La experimentación en el proceso de desarrollo y evolución

Hemos llegado a donde hemos llegado simple y llanamente por nuestra capacidad de aprendizaje desarrollada a lo largo de generaciones por medio del método del ensayo y error. Hasta la llegada de la ciencia moderna, sólo había una forma de saber cómo era algo o si por ejemplo, una planta era comestible o no, y era experimentándolo uno mismo. Sí, parece que en esa época ser “inventor” ó “científico” era una profesión de alto riesgo. Pero a pesar de los traspiés que se llevaron nuestros antepasados está claro que al final sobrevivimos ganándonos el derecho a caminar sobre la superficie de este planeta.

La experimentación en los niños

Cuántas veces hemos oído eso de “es que es un inconsciente”, todo se lo lleva a la boca, todo lo tiene que tocar, etc. Y es así como debe de ser, yo me mosquearía mucho si mis hijos no tuvieran curiosidad por lo que existe a su alrededor, por que un bebé no quiera tocar, morder o chupar. Llevamos miles de años usando el mismo método de aprendizaje. Vale que no estaría nada mal que cierto conocimiento se nos quedara en los genes y se pasara a la siguiente generación, sobre todo los temas referentes a la ley de la gravedad y las de transmisión del calor desde la llama al dedo. Pero es lo que hay y con esa mano nos toca jugar.

La sobreprotección

En el estudio anterior, encontramos también que el 70% de los padres no permiten que su hijo experimente sin la compañía de un adulto.
Yo reconozco que estoy ahí, de hecho debo andar de los primeros. Pero vamos, les dejo solos con los botes de pintura para dedos durante 15 minutos y cuando vuelva tengo el salón como el estudio de Picasso y a ellos con más pintura encima que un Batusi de ceremonia.

¿Se deben de ensuciar?

No se los demás, pero con mis hijos sucede que en un momento te están llamando porque se han ensuciado una uña y quieren que les limpies, como se han llenado el cuerpo de pintalabios (en el mejor de los casos) o de rotulador permanente y les da lo mismo. Pero en general, si hay algo que les encanta es experimentar con lo que sea, y da lo mismo si eso ensucia o no. Supongo que el concepto “sucio/limpio” es algo que sólo adquirimos con la mayoría de edad. Debo reconocer que muchas veces no les dejo ir a su libre albedrío por las manchas con las que terminarán y la cara que pondrá su madre cuando llegue y se encuentre a dos pigmeos en medio del salón.

¿Soluciones?

En caso de pinturas y derivados, o bien les desnudo o les pongo ropa vieja que tenemos exprofeso para esas situaciones tan señaladas. También extiendo una sábana vieja por la zona donde vayan a desarrollar “su arte”, aunque siempre terminen encontrando la manera de pintar en la única zona del salón que no se encuentra protegida.
Procuro dejar la zona libre de elementos peligrosos que puedan interaccionar con el juego, por ejemplo cuchillos o recipientes de cristal si cocinan. Alejar los sofás de la zona de pintura, colocar recipientes que no vuelquen con facilidad, y sobre todo meterme en vena una gran dosis de paciencia y de “ya lo limpiaremos luego”.
Pero reconozco que es muy divertido verles meter la mano hasta la muñeca en los botes y no tener ningún reparo en limpiarse la mano en su cuerpo cuando quieren cambiar de color, o que justo cuando tienen la mano llena de pintura les entra un picor irresistible en la nariz. Sé que no debería hacer fotos de esas situaciones, pero están tan graciosos…

¿Cambiamos las estadísticas o seguiremos dejando que nuestros hijos experimenten sin mancharse?

Via | KH-7 Niños y Experimentación Gracias (Paula de Senillosa)
Foto Aaron Gilson en Filkr
En Bebés y más | Dejamos a los ninos ser ninos, Los niños tienen que ensuciarse

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario