Sigue a

Pronto empezarán a bajar aún más las temperaturas y muchas mamás y papás pensarán que no es adecuado pasear a sus bebés en los días fríos. Los pediatras recomiendan pasear al bebé diariamente, y el frío no debe ser un impedimento para ello al menos que tenga fiebre, las temperaturas sean extremas, llueva o esté nevando.

Un paseo diario refuerza su sistema inmunológico, el sol le ayuda a sintetizar vitamina D y respirar aire fresco le abrirá el apetito. Además de estimular sus sentidos.

En los días fríos debes abrigarle para que no pase frío ni calor (si se acalora y suda, el sudor se queda frío y podría constiparle). Si la nariz del bebé está fría, necesitará más abrigo y si le suda la nuca debes quitarle alguna prenda. Su cabecita debe estar bien cubierta con un gorro que tape bien sus orejas, al igual que sus manos. Y ten a mano una toquilla por si bajan de repente las temperaturas.

En otoño e invierno las mejores horas para el paseo son las del mediodía cuando las temperaturas son las más templadas. Puedes salir en el carrito, siempre con el plástico protector o llevarle en la mochilita, con lo cual experimenta mayor sensación de calor por ir junto a ti. Es mejor pasearle alejado del tráfico para que pueda respirar aire puro.

Si no hace mucho frío una hora de paseo estará bien y 30 minutos si la temperatura es muy baja.

Con un paseo diario el bebé se hará menos vulnerable a los resfriados de la época y a ti te hará bien una caminata al aire libre.

Más información | Crecer feliz
En bebés y más | El paseo diario

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios