Síguenos

mama&bebe

Cuando el bebé comienza a gatear empieza a abrir la puerta hacia su independencia. Al conseguir desplazarse por sí mismo, a veces reptando al principio y luego gateando, comienza a conocer el mundo que le rodea. Comienza a vivir nuevas experiencias que contribuirán en su desarrollo.

Como sabéis, el juego es importantísimo para el desarrollo del bebé. Y no hablo de juguetes, sino de juegos, en los que pueden participar juguetes, por supuesto, pero no siempre para conseguir estimular al bebé hacen falta juguetes. Hablo de juegos corporales en los que no interesan tanto los objetos, sino el cuerpo.

Veamos qué tipos de juegos corporales se le pueden proponer al bebé para estimular su desarrollo en la etapa de gateo:

Juegos de sostén: son aquellos en los que se producen en el niño variaciones de sostén como hamacarlo, mecerlo, alzarlo, sentarlo sobre los muslos, llevarlo a cococho, etc. Este tipo de juegos permitien el contacto corporal a la vez que introducien la sensación de temor y la forma de elaborarlo, contribuyendo de esta forma a que el niño vaya adquiriendo confianza y seguridad. La primera vez que se suba a hombros de papá tal vez le de miedo, pero luego sentirá que le produce curiosidad y aprenderá a asumir el pequeño riesgo.

Juegos de ocultamiento: son juegos en los que se trabajan las nociones aparecer- desaparecer y mostrarse-ocultarse. Es el clásico juego del escondite, el cual podemos realizar con un pañuelo traslúcido para que el niño pueda vernos a través de él. No hay un contacto tan directo como en los juegos de sostén, pero la pérdida de referencia visual le ayuda a reconocer el espacio y a trabajar la ansiedad del bebé cuando desaparece la madre. En esta edad, alrededor de los 7-8 meses el bebé sufre angustia de separación, es decir que llora cada vez que la madre sale de su vista. Él no es capaz de deducir que mamá volverá en 3 minutos, angustiándole su ausencia. Con este tipo de juegos le ayudamos a elaborar que mamá se va pero vuelve.

Juegos de exploración: como he comentado en un post reciente, el bebé que comienza a gatear se convierte en un bebé explorador. Necesita explorar, coger objetos, tocar, investigar. Debemos tomar las medidas de seguridad adecuadas para que le niño pueda campar a sus anchas por la casa sin peligros. No hay que coartarle su necesidad de explorar pues a través de la manipulación de objetos y espacios también está aprendiendo.

Juegos de persecución: son los típicos juegos de “mira que te cojo” en los que el bebé va adquiriendo la noción de la pérdida de su lugar seguro (su propio cuerpo o los brazos de mamá). Permiten ejercitar la ausencia, el desafío, la imitación, la indiferencia, el manejo de los miedos y el reemplazo paulatino de su refugio seguro.

Como veis, son actividades muy sencillas que se pueden realizar con el bebé sin necesidad de sofisticados juguetes. Recordemos que en los primeros meses del bebé es fundamental el contacto corporal con sus padres. A través de estos sencillos juegos corporales para hacer con el bebé que gatea estamos fomentando su desarrollo a la vez que nos entretenemos y compartimos agradables ratos juntos.

Más información | Sentir y pensar
En Bebés y más | Gatear es muy importante: 8 razones de peso, Estimular el gateo, El bebé ha comenzado a gatear

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario