Sigue a

unos niños felices

Ayer os hablaba de Matilda, una niña extraordinaria a pesar de sus padres que ignoran sus cualidades. Algo que puede que le suceda a muchos niños. Una lástima, ¿no os parece? Estos niños son fascinantes si logran cultivar su don a pesar de un entorno desfavorable.

Pero lo que habría que intentar es que no se encuentren en esa situación. Que nosotros descubramos (destapemos) el talento de nuestros hijos. Y vamos a ver cómo se hace. No hay fórmulas mágicas ni tests “de futuros artistas”. Es más sencillo.

Es normal que al principio no sepamos qué tipo de artista será nuestro hijo. Pero no debemos ignorar ninguna señal. Y para descubrir el talento de los pequeños, solo hay que intentar que el entorno de nuestros hijos sea estimulante, que estemos abiertos a sus intereses, que les ofrezcamos aprender continuamente.

Como veis, en realidad tenemos que hacer bien poco. Porque ellos absorben la información de su alrededor y tienen una capacidad inmensa para aprender. El mejor modo de estimularles es jugando con ellos.

Los bebés desde que nacen (de hecho ya en el vientre materno) reciben muchos estímulos que les sirven para desarrolarse. Por eso es importante que desde pequeños respondamos a sus juegos. Esos primeros juegos son un mundo de aprendizaje para ellos.

El juego contribuye al aprendizaje divertido y significativo. Será el niño el que poco a poco vaya determinando qué tipo de juego le interesa más, si se inclina por libros (y por distintos tipos de libros), por muñecas, por cocinas, por coches, por juegos de mesa, por el dibujo, por deportes…

La cuestión es que el niño esté motivado para aprender, y el juego lo consigue. Ya tendrán tiempo de formarse académicamente en los conceptos que más les interesen (de hecho en esos momentos la motivación ya estará en la base), pero cuando son pequeños es tiempo de jugar.

Estar motivados aumenta su autoestima, y eso hace que quieran seguir jugando y aprendiendo. A la niña de la novela que comentábamos ayer, Matilda, podría haberle menguado la autoestima el hecho de que su padre no le quiera comprar un libro, pero por suerte los busca por sus propios medios y sigue creciendo.

doble excepcionalidad

¿Cómo saber si el niño está motivado?

No nos resultará difícil ver que los juegos y aprendizajes en cuestión le motivan. Veamos algunas pautas gracias a las cuales podemos indagar en lo que más les gusta, ya que la motivación es tanto causa como efecto del aprendizaje:

  • Debemos despertar su curiosidad.
  • Los juegos cercanos al niño, que reproduzcan situaciones que conocen… son los primeros que van a practicar.
  • El niño siente que controla la actividad, o se esfuerza por resolverla con nuestro apoyo.
  • Debemos transmitirles que son capaces de realizar el juego o actividad. Proporcionarles seguridad y apoyo.
  • Jugar con ellos: al hablar y compartir están aprendiendo del mejor modo posible.
  • No le propongamos metas con un grado elevado de dificultad, que no se adecue a su edad madurativa.
  • Al contrario, una tarea excesivamente fácil pierde interés para el niño y le conduce al aburrimiento.
  • Promocionemos la curiosidad, la exploración y la manipulación, muy importantes para el aprendizaje.
  • La portentosa imaginación de los niños es su mejor herramienta para aprender y conocer el mundo. Por eso hemos de dejarlos soñar despiertos y permitir que vuelen con la imaginación, aprendiendo de y con ellos en esa experiencia única.

Por último, no podemos olvidar que el juego no solo es una estrategia de aprendizaje. El juego proporciona descanso y esparcimiento y con él los niños desarrollan y fortalecen su campo experiencial, eliminan el estrés y les (nos) hace más felices. Por todo ello deberíamos dedicarle más tiempo al juego.

No sé si nuestros hijos serán artistas de renombre internacional o tan extraordinarios como Matilda, pero seguro que serán extraordinarios como ellos solos y jugando es como mejor lo van a demostrar.

En Bebés y mas | La importancia de la estimulación temprana, La importancia del juego libre, Einstein nunca memorizó: aprendió jugando

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios