Sigue a

Avion

Uno de los medios de transporte más utilizados para viajar en la actualidad es el avión. Las múltiples opciones de rutas y tarifas nos permiten llegar en poco tiempo a casi cualquier lugar en forma más o menos accesible.

Las condiciones de viaje también han cambiado con los tiempos. Son muchas las razones que han ido estableciendo reglas muy específicas para el transporte aéreo actual.

La seguridad es uno de ellas y debemos considerar los controles y requisitos de embarque como un medio de protección de todos frente a posibles situaciones de peligro. Son molestos, sí. Nos llevan tiempo, sí. Pero es necesario viajar con el marco de seguridad más amplio posible.

Para pasar con comodidad los controles de seguridad del aeropuerto deberemos respetar la hora de presentación que nos informe la compañía aérea al realizar la reserva. En vuelos domésticos, los embarques suelen cerrarse 45 minutos antes de la salida del vuelo. Sabemos que cuando nos movemos con un bebé, cualquier trámite lleva más tiempo. Tengamos en cuenta ésto para llegar con suficiente antelación a la terminal aérea.

Viajar aeropuerto

En vuelos de largo recorrido, el tiempo puede ampliarse dependiendo de la ruta y de la compañía. Por lo que deberemos considerar este tiempo para organizar el tiempo muerto de espera en el aeropuerto. ¿Necesitaremos darle de comer al bebé? ¿Le tocará la hora de la siesta? Habrá que cambiarle los pañales, seguramente. Organicemos los “extras” para no tener que cargar con ellos. Llevemos en una simple bolsa uno (o dos) pañales descartables y lo que vayamos a consumir antes del pre-embarque.

¿Una emergencia? Recordemos que después de pasar los controles de seguridad, tendremos baños, lugares de comida y tiendas en el sector de Embarque, antes de subir al avión. Lo que compremos allí (agua, por ejemplo), ya no debe pasar por nuevos controles.

Para evitarnos dolores de cabeza y tener que desarmar el equipaje de mano en el control de seguridad, recomiendo tener muy presente el reglamento de seguridad vigente para aeropuertos europeos.

Por ejemplo: dentro de los objetos que NO se pueden llevar en el equipaje de mano, se incluyen las pistolas de juguete. Parecerá una tontería, pero por un simple entretenimiento para nuestro pequeño aspirante a policía, podemos perder el vuelo.

Nos hemos ido acostumbrando a volar con una bolsita en la mano donde mostramos a todos nuestros productos más personales. Muy importante a tener en cuenta es el tema de los líquidos.

En la normativa para el transporte de líquidos se establece que en dicha bolsita irán las bebidas, sopas y la comida de nuestro bebé.

Con respecto a consideraciones generales para viajar en avión con niños, sepamos que las compañías aéreas consideran “bebé” (infoa, en el lenguaje aeronáutico = infante acompañado) a toda personita menor de 2 años. Estos “mini-pasajeros” no tienen derecho a asiento pero pagan seguros de viaje y llevan su propia tarjeta de embarque. El bebé irá siempre en la falda de un adulto y hay cinturones de seguridad especiales para ello.

A partir de los 2 años y hasta los 12 no cumplidos, nuestro hijo es un “menor” (child) y ya tiene derecho a asiento propio. Paga una tarifa diferencial dependiendo del trayecto, lleva franquicia de equipaje propia para despachar en bodega y su tarjeta de embarque.

A partir de los 2 años, un niño puede viajar solo. Se le considera un UM (unaccompanied minor) y las empresas aéreas tienen protocolos muy estrictos para el transporte de los mismos. Un adulto responsable debe hacer el embarque con el menor declarando los datos personales del adulto que irá a recibirlo en el destino y que deberá, por supuesto, acreditarse fehacientemente para retirar al mismo.

A partir de allí el niño está identificado y bajo la atención de personal especial de la empresa. Durante el vuelo, los UMs se sientan en los primeros asientos a un paso del lugar de los asistentes de abordo.

Por casos de fuerza mayor, puede darse el caso de que un niño pequeñito deba viajar en estas condiciones. Los padres en esta situación deberán hacerse cago del costo del billete para que personal de la empresa se haga cargo del niño y le lleve consigo personalmente.

A lo largo de mi carrera de agente de viajes, no he tenido muchos casos como éste, naturalmente. Pero los padres que deban enfrentarse a un tema así, sepan que las compañias aérea proveen este servicio que les dejará más tranquilos.

Bebés y más | Consejos para viajar en avión con niños pequeños
Bebés y más | Mis consejos para viajar en avión con niños pequeños
Bebés y más | Normativa de la UE para los vuelos: las sillitas de bebés pasan
Diario del Viajero | Maneras de entretener a un niño drante un vuelo de larga duración

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios