Compartir
Publicidad

Piel del bebé: qué productos debemos evitar

Piel del bebé: qué productos debemos evitar
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Que un recién nacido es muy delicado es algo que tenemos claro. Qué debemos hacer a la hora de las actividades comunes con él, como el baño, cambios de pañal, alimentación, es algo que nos lo vamos aprendiendo en esos largos días de embarazo y para el momento del alumbramiento seremos unos maestros, en lo que a teoría se refiere claro.

¿Y la piel del bebé: que productos debemos evitar? A continuación os daremos algunos consejos.

Cambio del pañal

Lo ideal es lavar al bebé con agua tibia y, si hiciese falta, con un jabón adecuado. Evita los que llevan ingredientes como sodium lauryl o laureth sulphate (frecuentes en geles y champús): pueden ser demasiado agresivos. Existen limpiadores más suaves, como los que tienen betaínas o glucósidos (betaine, disodium lauroamphodiacetate o decylglucoside).

Recuerda que la piel debe quedarse seca una vez terminemos de limpiarle para evitar la aparición de hongos. Es importante hacerlo bien entre los pliegues de la piel, así como en la zona genital.

En caso de enrojecimiento de la piel, puede aplicarse una crema con óxido de zinc (lo encontrarás en la lista de ingredientes bajo el nombre zinc oxide). La mayoría de las cremas de tipo barrera o pasta al agua lo contienen. Estas cremas son bastante espesas y difíciles de extender, no pienses que te han vendido un bote seco, son así. Evitar usar las que llevan petrolatum y paraffinum liquidum, pues estos ingredientes no dejan que la piel respire y si ya has usado crema en la zona del pañal unas horas antes, acuérdate de lavar y retirar los restos la crema que hayan podido quedar antes de poner más.

Las toallitas húmedas solo son para cuando estás fuera de casa, aunque resulten cómodas y aunque su publicidad proponga utilizarlas a todas horas. Reconozco que al final las usas hasta para limpiarles los mocos, gran error donde los haya. Las sustancias de estas toallitas permanecen mucho tiempo en contacto con la piel, aumentando el riesgo de reacciones alérgicas. Las mejores son las que no tienen perfume y contienen emolientes (aloe, manzanilla). Hay que evitar las que tengan como ingredientes limonene, linalol, citronellol o eugenol. Estas sustancias son fragancias o perfumes innecesarios con un potencial alergénico bastante elevado.

El baño

Para bañar bien al bebé todo lo que hace falta es agua, pudiéndose añadir aceite de almendras: basta con unas gotitas. Es inodoro y comestible. Elige un aceite puro sin perfumes añadidos que solo tenga un ingrediente: prunus amygdalus dulcis oil. Como dijimos antes, evita usar geles y champús no adecuados que puedan irritar su piel y tampoco es necesario bañar al bebé todos los días.

¿Que más debemos evitar?

Colonias con alcohol: el alcohol está presente en muchas colonias de bebé y es un producto irritante que puede secar en exceso la piel del bebé. Cremas hidratantes: pueden absorberse sustancias nocivas para el bebé. Polvos de talco: muy usados en mi época, el polvo tiene partículas muy finas que pueden ser inhaladas por el bebé. Desinfectantes: alcohol, antisépticos como triclosan y el cloruro de benzalconio (benzalkonium chloride) son también sustancias que conviene evitar en el cuidado diario e higiene del bebé. Tintes y esmaltes de uñas: durante el embarazo y la lactancia es mejor prescindir de ellos para evitar reacciones adversas (estas sustancias son irritantes y su ingestión/inhalación puede ser peligrosa). Sobre todo es importante no usarlas cuando el bebé empieza a desarrollar la dentadura y se pasa el día mordiendo todo, nuestros dedos sin ir más lejos.

Vía | OCU Foto | Emery Co Photo en Flickr En Bebés y Más | Cuidados del recién nacido: el baño antes de la caída del cordón umbilical, Cuidados del recién nacido: cambiar el pañal

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos