Compartir
Publicidad

Niños en bicicleta, niños más sanos y felices

Niños en bicicleta, niños más sanos y felices
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las bicicletas no solo son para el verano, de modo que vamos a intentar no guardarlas ahora que se acaban las vacaciones. Por suerte, contamos con un clima bastante generoso que permite de hecho que pedalear en primavera y en otoño sea muy agradable, sin tener que hacer frente a las temperaturas más extremas.

Y esto nos interesa especialmente para nuestros hijos, ya que los niños que van en bicicleta son niños más sanos. Además, si pedaleamos juntos todos los miembros de la familia no solo estaremos más saludables sino que también seremos más felices. Y es que la bici es para todos los públicos. Os contamos las ventajas de subirse a la bicicleta.

Evitar la obesidad y el sedentarismo es crucial para la salud de nuestros hijos y la práctica de un ejercicio físico como el de la bicicleta nos puede ayudar a combatir esas epidemias del siglo XXI. Está demostrado que los niños que andan en bicicleta consiguen los beneficios siguientes:

  • Pedalear mejora la condición física general de las personas, especialmente en lo referido a las vías respiratorias y el sistema cardiocirculatorio.

  • Se reduce el riesgo de obesidad con la practica de actividad física.

  • Se potencia el tono muscular de los niños, sobre todo de las piernas.

  • También la posición de la espalda mejora porque se fortalecen los músculos de la zona lumbar de la columna.

  • Ir en bici favorece una mayor resistencia a enfermedades leves como los resfriados ya que, como casi todas las actividades físicas, este ejercicio favorece el fortalecimiento del sistema de defensa del organismo.

  • Al circular en bicicleta podemos contribuir a la educación vial de nuestros hijos.

  • Las excursiones en bici estimulan los sentidos y potencian el amor y respeto por la naturaleza.

  • También disminuye el riesgo de sufrimiento psíquico, ya que la liberación de endorfinas en el cerebro ayuda a reforzar el buen humor, la autoestima, la confianza...

  • Ir en bicicleta reduce el estrés, ayuda a relajarse ya que no necesita una concentración intensa.

Pedalear es una sana costumbre que aporta muchos beneficios a los niños, de modo que hay que animarse a tener la bicicleta a punto y, por supuesto, circular con todas las medidas de seguridad necesarias, empezando por el casco y adoptar todas las precauciones para evitar accidentes.

Foto | iStock
En Bebes y más | Las bicicletas son para el verano, Bicis y Cascos: aplicación sobre seguridad vial en bicicleta para los peques, Día Mundial de la bicicleta: familias en bici, familias felices

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos