Síguenos

Como comentaba ayer, me tocó devanarme los sesos para hacer un disfraz de Navidad para mi niña que fuera bonito, barato y lo más importante, que no me llevara mucho tiempo.

Al final me decidí por hacer el disfraz de angelito. No es que mi niña sea un perfecto ejemplar de uno, pero esta mañana, al menos cuando partió hacia el cole parecía un blanco y dulce querubín.

Os doy las instrucciones de cómo lo hice porque resultó mucho más fácil y rápido de lo que pensaba con cosas que tenía en casa.

He dibujado dos alas sobre una cartulina blanca no demasiado blanda para que luego el peso no las doble, o sobre un cartón blando, si es blanco mejor, sino pintarlo.

He recortado las alas y las he pegado muy bien por los extremos internos de abajo. Luego les he puesto cola en barra y he pegado el algodón. No hace falta gastar demasiado, a mi me alcanzó con medio paquete. Lo importante es que quede toda la superficie de las alas cubierta.


Luego le he hecho cuatro agujeritos, dos en cada ala donde he colocado elástico para pasar los bracitos y llevarlas a modo de mochila.

Tienes que vestir a tu angelito todo de blanco o de azul claro. Puedes colocarle en la cintura un lazo dorado o plateado y una coronita.

Yo se los he hecho con una cinta dorada que envolvía la cesta de navidad. Le he cosido una coronita a la medida de la cabeza y el resto como cinturón.

Espero que mi consejo pueda ayudar a alguna otra madre en apuros. Y que luego nos envíe una foto.

Gracias por vuestras ideas.

En Bebés y más | Algunas ideas para disfraces de Navidad caseros

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario