Síguenos

fuegos-artificiales-niños

Los fuegos artificiales suelen acompañar las celebraciones de Año Nuevo, pero es algo con lo que hay que tener suma precaución, especialmente cuando hablaremos de los fuegos artificiales en Nochevieja y niños.

Se debe extremar la seguridad para evitar lesiones en niños pequeños, pues los fuegos artificiales pueden ocasionar graves quemaduras, daños en los ojos o problemas auditivos, que en muchos casos pueden ser irreversibles.

Cada año se registran ingresos de niños con daños provocados por manipular pirotecnica o por haber sufrido algún accidente relacionado con ella.

Lo recomendable es no usar pirotecnica si hay niños pequeños en casa, o mantenerlos totalmente alejados de ella. Pero veamos en detalle cuáles son las precauciones que se deben tener con los fuegos artificiales en Nochevieja y en cualquier otra celebración.

  • Asegurarse de que los niños no enciendan nunca los fuegos artificiales ni permanezcan cerca de ellos cuando otro los enciende.
  • Comprarlos en un sitio seguro, con garantías de fabricación para evitar artículos clandestinos.
  • Comprobar que el envoltorio esté en perfectas condiciones.
  • Siempre debe haber un adulto supervisando las actividades con fuegos artificiales, incluidas las estrellitas que suelen darse a los niños, capaces de causar graves quemaduras.
  • Nunca volver a prender o recoger fuegos artificiales que no se han consumido por completo.
  • Tener siempre a mano un cubo con agua o una manguera de jardín en caso de incendio.
  • Proteger los oídos de los niños.
  • Encender los fuegos artificiales uno a la vez, y luego retroceder rápidamente. No llevar niños en brazos al hacerlo
  • Nunca llevar fuegos artificiales en un bolsillo ni dispararlos en contenedores de metal o vidrio.
  • No dejar los artículos al sol o próximos a fuentes de calor.

Foto | eyeliam en Flickr

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario