Compartir
Publicidad

Disfraces de Halloween: consejos de seguridad

Disfraces de Halloween: consejos de seguridad
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muchos niños se disfrazan estos días de monstruos, vampiros, brujas, momias... Pero para los disfraces de Halloween también hay que tener en cuenta los consejos de seguridad, de modo que la fiesta sea completa y que haya sustos solo en el famoso "truco o trato".

Bien sean disfraces caseros de última hora, bien sean disfraces comprados, hemos de fijarnos en que la seguridad del niño esté garantizada. Para ello tendremos en cuenta los siguientes puntos:

  • Los disfraces tienen que estar homologados, haber pasado los controles de seguridad. Los disfraces para niños se consideran como un juguete por lo que han de cumplir los requisitos de seguridad que marca la normativa e incluir en su etiqueta la marca CE, la edad recomendada, las advertencias en su utilización y los datos de identificación del fabricante del producto.

  • Pero como sabemos que muchos productos peligrosos llegan al mercado, aun así tenemos que comprobar que esté en perfectas condiciones y que no tenga componentes peligrosos.

  • Los trajes no deben llevar cordones en la zona del cuello ni botones u otros componentes peligrosos que puedan provocar asfixia. Los bebés son especialmente susceptibles a este riesgo, pero los niños mayores también podrían hacerse daño.

  • Las máscaras son uno de los complementos más peligrosos para los niños. Hemos de comprobar que los agujeros para respirar en caretas y máscaras sean lo suficientemente amplios, así como las aberturas destinadas a los ojos. Las máscaras completas que cubren toda la cabeza son poco adecuadas para los pequeños, ya que les pueden provocar acaloramiento, asfixia...

  • Que la pintura para el maquillaje sea adecuada para la piel del niño, específica para la piel y no le provoque alergia, irritaciones... Para ello las pinturas deben ser no tóxicas e hipoalergénicas, aunque en todo caso probaremos antes la pintura en la mano o el brazo, pintando un trozo pequeño y observando la reacción. Además después hay que quitar el maquillaje adecuadamente.

  • Se recomienda elegir materiales no inflamables, preferentemente algodón, para evitar además reacciones alérgicas, y mantener al niño alejado de cualquier fuente de calor intenso (estufas, bengalas...). Muchos de los disfraces retirados del mercado cada año lo son por no cumplir las condiciones de inflamabilidad.

Teniendo en cuenta estos consejos de seguridad para los disfraces de Halloween seguro que lo pasaréis en grande y los pequeños monstruos, brujas y vampiros, los que más. ¡Feliz noche de Halloween!

Foto | Anjanettew en Flickr-CC En Bebés y más | Máscaras de animales de Halloween para imprimir, Ideas para decorar calabazas de Halloween, Retirados disfraces y complementos de Halloween por peligrosos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos