Compartir
Publicidad

¿Seguro que necesitamos tanta parafernalia?

¿Seguro que necesitamos tanta parafernalia?
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No, no es un foto-montaje. Es el vRS Mega Man-Pram, un modelo de carrito para bebés diseñado por el fabricante de coches SKODA con motivo de la presentación de un modelo nuevo de su buque insignia.

El coche en cuestión desde luego es de todo menos "modesto" pero según un estudio hecho por el propio fabricante, un 76% de los hombres preguntados (de un total de 1000) admitieron que estarían más tiempo paseando a sus hijos si tuvieran un carrito como ese. Y yo pregunto, ¿seguro que necesitamos tanta parafernalia?

El vRS Mega Man-Pram posee las siguientes características:

  • Llantas de aleación de 20 pulgadas (ni mi coche las tiene tan grandes)
  • Un sistema de frenos de altas prestaciones que incluye su luz de freno correspondiente, porque nunca sabes quien viene detrás, y pinzas de gran tamaño. ¿Y el ABS?
  • Luz de carretera. No pone si son de xenon o adaptativos
  • Suspensión hidráulica por si tu hijo se despierta al mínimo bache que pillas.
  • Neumáticos todo terreno
  • Tapicería de estilo deportivo
  • Barra antiestrés, con todo lo anterior seguro que lo necesitas

La encuesta

SKODA realizó una encuesta entre mil padres ingleses y más del 30% de ellos admitió que se sentía avergonzado cuando salia a pasear a su hijo en carros "convencionales".

Uno de cada 4 afirmó que era su pareja quien llevaba el carro cuando salían juntos.

La media que pasan los padres ingleses paseando a sus hijos es de una hora a la semana.

Como aporte personal, mi padre que no es inglés, se negó rotundamente a según él "empujar ese trasto". Gracias al paso del tiempo que te hace ver las cosas de otra forma, ahora no tiene reparo ninguno en "empujar" el carro de sus nietos.

Uno de cada cuatro hombres me sigue pareciendo un porcentaje muy elevado en algo tan importante como pasar tiempo paseando a tu hijo cuando es bebé, pero no tengo yo muy claro que ese porcentaje baje demasiado usando un carro inflado con esteroides. De hecho, estoy seguro que el porcentaje de madres que se negaran a empujar dicho carro aumentaría 10 veces más rápido de lo que pudiera disminuir el del número de padres que lo usase. Por no hablar de ¿dónde metes semejante monstruo?

Señores diseñadores, si quieren que un carro de paseo nos guste prueben a ponerle un control remoto o un minibar con TV.

Qué creéis, ¿de verdad es necesario todo esto para implicarnos?

Vía SKODA NEWS En Bebés y más | Realmente necesitamos tantas cosas para el bebé

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos