Compartir
Publicidad

Como convertir una cuna normal de Ikea en una cuna colecho‏

Como convertir una cuna normal de Ikea en una cuna colecho‏
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Son muchas las maternidades de España que ya incorporan al lado de la madre una minicuna que se sitúa junto a la cama a modo de cuna colecho, en clara muestra de que ya no está tan mal visto eso de tener al bebé en el mismo espacio (así a bote pronto el Hospital 12 de Octubre de Madrid, por ejemplo).

En casa muchos padres intentan hacer lo mismo, ya que es más cómodo para la madre y el bebé, proporcionando un entorno seguro al niño sin alejarlo de la madre. El problema es que las cunas colecho no son lo que se dice económicas y, como solución a ello, en Piratas de Ikea han convertido una cuna normal y corriente en una minicuna apta para ponerla junto a la cama.

Yo no soy especialmente manitas, así que no sé si me atrevería a hacer algo así (supongo que todo es ponerse), pero está muy bien explicado y realmente no parece muy complicado.

La cuna escogida para el invento es la SNIGLAR, que tiene un precio de 44,99 €, lejos de los 170 € en arriba de las cunas colecho. Lo que ha hecho el mencionado pirata es recortar la cuna para que no sea tan grande (aunque bajo mi punto de vista esto es opcional y solo lo veo necesario si la cuna entera no cabe junto a la cama), tanto a lo ancho como a lo largo.

Mini Cuna Colecho Ikea instrucciones

Luego ha recortado uno de los laterales, para que no cubra todo el alto de la cuna sino solo la parte que va desde la superficie de la cuna hasta arriba, de modo que pueda abrirse para dejar ese lado al descubierto y poder unir la cuna a la cama. Evidentemente, y como se recomienda siempre que se habla de hacer colecho, la superficie del colchón debe quedar a la misma altura que la superficie de la cama, consiguiendo que ambos colchones se unan sin dejar huecos donde el bebé pueda quedar atrapado.

En resumen, el autor ha conseguido tener una pequeña cuna muy versátil, ya que puede utilizarla como cuna colecho y también como cuna normal (las cunas colecho no siempre tienen esta opción).

Para acabar, le ha puesto cuatro ruedas a la cuna, por si en alguna ocasión decide moverla. De nuevo, y por seguridad, lo ideal es que las ruedas lleven freno y que la cuna no pueda desplazarse alejándose de la cama. No vemos que haya ideado ningún sistema de fijación, pero quizás unas simples bridas para unir al somier, o un par de "L" si la cama es de canapé sean suficientes (abres el canapé, metes la "L" girada y cierras el canapé).

En cualquier caso, no me negaréis que el resultado es fantástico y por un precio más que aceptable.

Vía | Piratas de IKEA En Bebés y más | ¿Moisés, cuna o minicuna para el recién nacido?, Nuevas cunas de cartón para colecho Biobé, Cómo se lo montan las familias que colechan

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos