Compartir
Publicidad

El bebé señala con el dedo: se está comunicando

El bebé señala con el dedo: se está comunicando
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los padres esperamos impacientes las primeras palabras del bebé, ese "pa", "ma", "ga", "da" o "aj" que se repite silabeando con más o menos soltura y que interpretamos como llamadas a los papis o petición de agua, según algunas de nuestras interpretaciones.

Pero no hace falta llegar a esas primeras palabras para ver que el bebé se comunica con nosotros. De hecho, sus sonrisas y sus llantos son potentes comunicadores de significados múltiples (y cómo nos gustaría descifrar especialmente los llantos del bebé...).

Señalar con el dedo es el primer gesto comunicativo del bebé, la forma más temprana de interactuar porque cuando el pequeño aprende a señalar significa que ya puede pedir, que interactúa con el medio.

Es algo que ya se conocía pero que ha sido confirmado por un equipo de investigadores que estudiaba el proceso de adquisición y desarrollo del lenguaje en los bebés. Analizando la coordinación temporal de gestos y habla los científicos han concluido que señalar con el dedo es el primer síntoma de comunicación, todo un hito que se produce de manera muy temprana.

El estudio, que ha sido elaborado por investigadoras de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, se ha publicado en la revista "Speech Communication" con el título de "Infants temporally coordinate gesture-speech combinations before they produce their first words" ('Los bebés coordinan temporalmente las combinaciones gesto-discurso antes de que produzcan sus primeras palabras').

Se grabó a cuatro bebés mientras jugaban con sus padres en sus casas, desde los 11 meses de edad hasta los 19 meses para investigar cuándo empiezan los niños a combinar gesto y habla tal y como hacemos los adultos.

Es posible afirmar que, con independencia del idioma, los bebés aprenden a señalar antes que a hablar y que con este gesto nos quieren decir muchísimas cosas. Se trata de una etapa que pronto se llenará con palabras y poco a poco evolucionará en una complejidad lingüística única.

Y aunque puede que aún no sepamos por qué llora nuestro niño, sí que empezamos a entender qué es lo que quiere que miremos o que le demos cuando señalan con el dedo. Qué necesita el bebé para estar a gusto, para jugar, si tiene hambre o sed...

Vía | Ideal Más información | Sciencedirect Foto | Maria Casacalenda en Flickr-CC En Bebés y más | El aprendizaje de las primeras palabras, Sus primeras "palabras" antes de las palabras

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos