Compartir
Publicidad

Suma frutas y verduras a la dieta de los peques

Suma frutas y verduras a la dieta de los peques
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya hemos contado cuáles son los alimentos adecuados para ofrecer a los peques en la playa y entre ellos, se encuentran las frutas y verduras frescas. Sin embargo, habitualmente no son alimentos fáciles de incorporar a la alimentación infantil, por ello, hoy te contamos cómo puedes sumar frutas y verduras a la dieta de los peques.

Para aprovechar su frescura, sus buenas vitaminas y minerales, así como la capacidad de mejorar el nivel de hidratación del organismo, recomendamos sumar frutas y verduras a la dieta infantil. Algunos trucos para lograrlo pueden ser:

  • Dejar frutas a la vista de los niños, ya sea en una cesta cuando vamos a la playa, o en un recipiente que las exhiba en la mesa o en la cocina todo el tiempo. Así, los niños pueden tentarse a tomar una pieza de fruta fresca durante el día.
  • Permitir a los niños participar en la cocina al elaborar platos con verduras y/o frutas, pues así ayudamos a que se familiaricen con estos alimentos y volvemos más probable el consumo.
  • Elaborar platos coloridos y divertidos que luzcan atractivos a la vista de los peques, pues por los ojos también se puede capturar la atención de los niños hacia las frutas y verduras.
  • Elaborar hamburguesas y pizzas de vegetales, por ejemplo, podemos hacer hamburguesas de calabaza, de calabacín, de berenjenas o de una mezcla de éstas y también, cubrir una masa de pizza con variados vegetales. La clave está en recurrir a preparaciones que a los niños les agrada y sumarle en la medida de lo posible, frutas y vegetales.
  • nino
  • Preservar el sabor y el color intenso de las verduras para que sean más agradables al paladar. Para ello, podemos cocinarlas al vapor u ofrecerlas crudas, así como también, ayudarnos de hierbas, especias o salsas ligeras y seguras para los peques.
  • Elaborar frutas heladas que en verano ofrecen más frescura y que a los peques puede agradarles consumir un polo de plátano, de sandía o melón.
  • Ofrecer siempre y nunca bajar los brazos ante la resistencia de los niños a consumir determinada fruta y/o verdura, pues se requieren más de 10 intentos en diferentes ocasiones para comprobar si a un niño le agradan o no los alimentos. Además, una verdura puede ser apetitosa para los peques en una preparación y no en otra.
  • Dar el ejemplo, pues los niños se familiarizan con los alimentos que nosotros consumimos y aprenden mucho por imitación, por ello, si en casa no se consumen frutas y verduras, los peques tampoco lo harán.

Con estos trucos puedes sumar frutas y verduras a la dieta de los peques para que disfruten de una sana alimentación en pleno verano, donde determinados nutrientes y el agua de los alimentos, ayudan mucho a tolerar el calor y protegernos de enfermedades.

Recuerda, ante todo, brinda el ejemplo de comer frutas y verduras a diario y usa la creatividad así como la diversión para elaborar platos con estos alimentos.

En Bebés y Más | Frutas y hortalizas en la dieta infantil En Bebés y Más | Decálogo de las frutas y verduras Imagen | Theloushe y Brunches and Bits

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos