Sigue a Bebesymas

Galletas de jengibre

No hay una receta de galletas más navideña que los clásicos hombrecitos de jengibre, además y tratándose de la receta que es y de la fecha en la que estamos es genial para pasar una tarde muy divertida con los más peques de la casa.

En esta receta es muy importante su participación, en especial a la hora de decorar las galletas con el glaseado. Es su visión creativa, que nosotros no tenemos, todo hay que reconocerlo, la que hará que estas galletas sean únicas. Así que, si estáis haciendo planes para las vacaciones de Navidad, guardar una tarde para hacer estas galletas.

Ingredientes de las galletas de jengibre

  • Para la masa necesitaremos 425 g de harina normal, 1 cucharadita de impulsor (levadura Royal), 175 g de mantequilla a temperatura ambiente, 100 g de azúcar moreno, 1 cucharada de jengibre en polvo, 1 cucharada de canela, 1/2 cucharadita de clavos molidos, 1/2 cucharadita de nuez moscada, 1/4 de cucharadita de pimienta negra molida, 1/2 cucharadita de sal, 1 huevo, 100 g de miel de abejas (o melaza).
  • Para el glaseado necesitaremos 1 clara de huevo, 250 g de azúcar glass y 1/2 cucharada de zumo de limón.

Cómo hacer galletas de jengibre

En un bol ponemos la harina tamizada junto con las especias, el impulsor y la sal. Mezclamos bien. Por otro lado, en otro bol, mezclamos la mantequilla con el azúcar hasta obtener una mezcla esponjosa.

Añadimos a esta última mezcla, el huevo y la miel. Mezclamos bien. Añadimos la harina poco a poco y que los peques vayan mezclando, al principio con una cuchara y cuando la harina lo permita con las manos.

La masa debe quedar como una especie de plastilina. La envolvemos en film de cocina y la metemos en la nevera para que se enfríe un poco y podamos estirarla.

Para estirarla ponemos porciones de masa sobre papel de horno, y estiramos. Lo ideal es que tengamos juegos de rodillos para niños, de esa forma les será más fácil. Además de dejarles porciones pequeñas de masa, para que sea más fácil. Cortamos la masa con cortapastas con forma de hombrecitos y ponemos sobre bandejas de horno con papel de horno o silicona.

Ginger bread cookies. Pasos

Horneamos los hombrecitos de jengibre a 175 ºC durante unos 11 minutos. Controlando que no cojan mucho color. Al sacar, dejamos enfriar sobre las mismas bandejas hasta que las galletas hayan endurecido, después las pasamos a una rejilla para que se terminen de enfriar y glasearlas.

Tiempo de elaboración | 1 hora
Dificultad | Fácil

Para glaserar las galletas de jengibre

Terminaremos la receta de galletas de jengibre haciendo el glaseado. Solo hay que mezclar la clara, el azúcar y el limón. hasta obtener una masa consistente y que forme picos. La ponemos en unas mangas pasteleras con unas boquillas finas y a glasear. Si queréis añadir algún colorante, dividir el glaseado en tantos colores queráis poner y a cada división añadir una gota del colorante deseado. Mezcláis bien y procedéis de la misma manera.

En fin, es una receta ideal, porque los peques lo pasarán genial amasando, cortando las galletas y sobre todo glaseándolas. Además, a mi personalmente, me parece genial para introducirles algunos sabores y aromas que no suelen estar todos los días en nuestra cocina como son el jengibre, el clavo, la nuez moscada o un ligero toque de pimienta que en este caso actuará como impulsor del sabor.

En Bebes y más | Leche con galletas de merienda, pero no cualquier galleta, Recetas: galletas decoradas para hacer con los peques

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario