Compartir
Publicidad

¿Qué pasaría si nuestros hijos comieran huevos cada día?

¿Qué pasaría si nuestros hijos comieran huevos cada día?
Guardar
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguro que en más de una ocasión habéis recibido la recomendación de comer, como máximo, tres huevos a la semana y seguro que si en alguna ocasión habéis comido un huevo al día alguien os ha dicho que os estáis metiendo una bomba de colesterol en el cuerpo. Ante estos mensajes y recomendaciones la mayoría de padres limitamos bastante el consumo de huevos de nuestros hijos, velando por su salud, para que no se excedan.

Sin embargo, la mala fama que tienen los huevos desde hace años parece no estar demasiado documentada, ya que los últimos estudios parecen estar diciendo que no es tan fiero el león como lo pintan, así que a continuación os cuento qué pasaría si nuestros hijos comieran huevos cada día (o si lo hiciéramos nosotros).

La explicación viene de un estudio publicado recientemente en Metabolism en el que pretendían esto mismo, ver qué sucede a corto plazo si la gente toma huevos a diario.

Cómo hicieron el estudio

Para llevar a cabo el estudio se hicieron dos grupos aleatorios de 37 personas. Uno de los grupos tenía que comer tres huevos completos cada día, con su yema y su clara (¡¡tres huevos al día!!) y el otro grupo tres claras al día, es decir, evitando tomar las yemas.

Los dos grupos seguían una dieta moderada en carbohidratos y no se llevó a cabo ninguna restricción. Los integrantes de los dos grupos podían comer libremente, con la única indicación de comer huevos enteros o sólo claras.

Cuáles fueron los resultados

Después de tres meses llevando la mencionada dieta el grupo de los huevos completos llegó a tomar en total unos 250 huevos, y el otro grupo unas 250 claras. Ante semejante cantidad de huevos ingeridos en tres meses más de uno debería haber sufrido un infarto, como poco, o tener el colesterol por las nubes. Sin embargo los resultados mostraron lo siguiente:

  • Pérdida de peso: Los dos grupos perdieron una media del 4%.
  • Colesterol total: No hubo cambios significativos en ambos casos, o sea, que nadie rezumaba colesterol por todos los poros de su cuerpo.
  • Colesterol LDL (malo): Sin cambios significativos en ambos casos (la lógica nos dice que debería haber aumentado, y mucho).
  • Colesterol HDL (bueno): Los que tomaron huevos enteros aumentaron el colesterol bueno en un 16%. En los que sólo tomaron claras subió un 10%.
  • Triglicéridos: El grupo de los 250 huevos enteros vio como su nivel de triglicéridos disminuía un 30%. En el grupo que tomó claras, disminuyó un 20%.
  • Ratio LDL/HDL (mejor cuanto más bajo): Con huevos completos pasó de 2,5 a 2,1. Con claras de 2,6 a 2,4.
  • Nivel de insulina: En el grupo de los huevos el nivel de insulina se redujo en un 20% mientras que en el grupo de las claras disminuyó un 15%.
  • Nº partículas VLDL (cuantas menos mejor): En el grupo de los huevos completos se redujeron casi un 20%. En el grupo de las claras no hubo cambios.
  • Nº partículas HDL: Sin cambios significativos en ambos casos.

Conclusiones

Pues las mismas que habréis extraído al leer estos resultados. No solo no son malos los huevos, sino que parece que su consumo es más que recomendable. Es cierto que son los resultados de un solo estudio lo que estamos comentando hoy, pero es que hay muchos más que llevan ya un tiempo mostrando que eso de que el huevo es malo para la salud parece un mito. El problema es que la mala fama se gana muy rápido y es mucho el trabajo que hay que hacer para volver a dar buena imagen a uno de los alimentos proteicos más equilibrados para nuestros hijos (y para nosotros).

Vía | Lo que dice la ciencia para adelgazar
Foto | Rubber Slippers In Italy en Flickr
En Bebés y más | El huevo en la alimentación infantil, Alimentación complementaria: el huevo, Cocinar huevos con seguridad

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos