Compartir
Publicidad

¿Qué hago? Nueve meses y me sigue pidiendo comer por las noches‏

¿Qué hago? Nueve meses y me sigue pidiendo comer por las noches‏
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El que un bebé esté cerca de los padres por las noches para ser alimentado cuando pide es de lo más normal del mundo, porque todo el mundo da por sentado que un niño tiene que comer tanto de día como de noche. El que lo haga un bebé más mayor, por ejemplo de nueve meses, es ya más complicado, pues hay quien considera que es algo normal y hay quien explica que puede ser contraproducente.

Como seguro que son muchos los padres y madres que tienen (han tenido o tendrán) bebés con edades entre los seis y los quince meses, por acotar un poco, que piden comida por las noches, vamos a intener explicar qué hay que hacer cuando vemos que el niño crece, sigue pidiendo y recibimos como consejo profesional que vayamos quitando la toma de la noche.

¿Hasta cuándo es normal que los niños pidan alimento por la noche?

Algunos profesionales de la salud hablan de que ya a los seis meses un niño tiene que dormir del tirón toda la noche, de lo que se deduce que ya no tiene que comer nada. Otros aceptan que a esa edad queden niños que aún pueden estar pidiendo biberón o teta y sugieren que se les alimente, pero que cada día se tarde un poco más en hacerlo, para que con el tiempo se duerman antes de alimentarles.

Otros profesionales, en cambio, no le dan tanta importancia al asunto (yo me posiciono aquí), porque entienden que si un niño pide leche por la noche es razón de que tiene hambre y, en consecuencia, de que necesita comer. Es muy extraño que un bebé mame o tome un biberón por el día cada 2-3 horas y que luego de repente, de noche, pase hasta 12 horas sin tomar nada.

No quiero decir con esto que no sea posible, pues algún bebé habrá que siga estos ritmos, pero pretender que lo hagan todos los bebés me parece bastante difícil, precisamente porque lo más lógico es que todos pidan algo durante la noche.

Con esto quiero decir que, bajo mi punto de vista, es normal que un niño pida alimento por la noche hasta el momento en que deje de pedirlo.

¿Cómo lo hacían nuestros antepasados?

Para dar respuesta a muchas de las cuestiones actuales me gusta imaginar cómo lo hacían nuestros antepasados, aquellos que vivían en cuevas. Me los imagino durmiendo unos cerquita de los otros y, sinceramente, me cuesta imaginar a la madre de un bebé dejando pasar un poco de tiempo cuando el niño llora para que se vuelva a dormir sin comer, porque alguien le ha dicho que es mejor que no coma y que llore un poco. Me cuesta porque además me imagino a esa madre con dolor en el pecho que su bebé debería haber vaciado esperando, precisamente, a que su hijo se despierte para que mame lo que no tomó horas atrás.

Como se trata de un ejercicio de imaginación, hagámoslo más real mirando cómo lo hacen los bebés que toman leche materna, que comen lo mismo que comían nuestros antepasados y que, en consecuencia, actúan igual (los de biberón toman otro alimento y en otra presentación, así que no sirven como referencia).

Pues bien, los niños que toman leche materna se despiertan por la noche varias veces para comer y algunas para no hacerlo. Es decir, algunos despertares son por hambre, y maman un rato, y otros son simples despertares, durmiéndose a las cuatro "chupaditas" porque en ese momento prefieren dormir que comer. Si esto es lo que hacen ahora seguro que es esto lo que hacían hace miles de años y, por lógica, es esto lo que deberíamos considerar habitual y normal.

Lo raro, tal y como yo lo veo, es que los niños que toman leche artificial no se despierten más a menudo, como han hecho todos los niños a lo largo de los siglos y milenios.

¿Qué hago entonces?

Algunas madres me explican (en la consulta de enfermería) que sus hijos tienen ya nueve, doce, quince, o yo que sé cuántos meses y que aún se despiertan por la noche para comer. Yo pregunto cuánto comen y a veces me dicen que "está un buen rato mamando" o que "se mete un biberón de 210 ml". Ante estas respuestas está claro que el niño tiene hambre de noche, así que lo único a lo que me dedico es a decir "si come tanto, señal que tiene hambre, hay que seguir dándole".

Imagino que me lo explican como si fuera un problema porque han leído, oído o conocido la existencia de bebés que duermen toda la noche o quizás los consejos de alguien que les ha dicho que eso no es bueno y que hay que eliminar las tomas nocturna. Como, repito, no creo que en las cuevas las madres eliminaran tomas nocturnas, no veo por qué va a ser necesario hacerlo ahora, así que lo primero que hay que dejar claro es que no se puede poner solución a un problema que no existe.

Los niños dejan de pedir alimento por la noche cuando ya no lo necesitan, cosa que puede suceder a los dos años, quizás a los tres, quizás antes o quizás después. En mi experiencia personal, mis hijos dejaron de pedir comida hacia los dos años y medio, básicamente porque fue la edad en que dejaron de mamar. A partir de ese momento pedían agua y hacia los 4-5 años, ni eso.

Foto | flash.pro en Flickr En Bebés y más | ¿Qué hago? Mi bebé recién nacido duerme pocas horas, ¿Qué hago? Mi bebé sólo se duerme en brazos, ¿Qué hago? Mi bebé hace ruiditos durmiendo y parece estar agitado

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos