Sigue a

menú-semanal-9-12m

Después del menú semanal para bebés de 6 a 9 meses, hemos elaborado un menú semanal para los bebés de 9 a 12 meses.

Las necesidades nutricionales de los bebés de entre 9 y 12 meses son básicamente las mismas que los niños de entre 6 y 9 meses. El objetivo de esta etapa es que una vez iniciada la introducción de los sólidos a través de la iniciación de la alimentación complementaria, se le ofrezca al bebé una mayor variedad de sabores y de texturas.

Su alimentación sigue estando basada en la leche, ya sea materna o de fórmula, pero el bebé necesita una mayor cantidad de nutrientes, fundamentalmente hierro, que es proporcionada por los alimentos.

Ya han pasado tres meses desde la introducción de sólidos y poco a poco se pueden ir incorporando a la dieta nuevos sabores, ampliando la variedad de frutas, verduras y carnes. Eso sí, recordad que los nuevos alimentos deben ofrecerse siempre por separado durante un par de días para comprobar que no produce ninguna reacción alérgica en el bebé.

Alimentos que se incorporan a partir de los 9 meses

Las verduras y hortalizas son las mismas que se pueden ofrecer a partir de los 6 meses, que son la mayoría, salvo las de hoja verde como la espinaca y la acelga, los espárragos, la remolacha y la col.

En cuanto a carnes, una vez que haya tolerado bien las carnes blancas más fácilmente digeribles como el pollo, el pavo y el conejo, se puede ir incorporando otro tipo de carnes más grasas como el cordero, el cabrito, el cordero, la ternera y el cerdo. Las partes del pollo que se deben ofrecer son la pechuga o el muslo, siempre sin piel. De cerdo, piezas magras como cinta de lomo o solomillo, por ser jugosas y sin nervios.

A partir de los 9 meses, aunque sin prisa, lo mismo puede ser a los 10 meses o más cerca del año, se puede empezar a ofrecer el pescado en la alimentación infantil. Hay diversas opiniones sobre la edad de introducción del pescado. La AEPED lo recomienda a partir de los 9 meses, pero hay pediatras que lo retrasan hasta el año, especialmente si hay antecedentes de alergia en la familia. Al principio, sólo pescado blanco (pez espada, congrio, lenguado, bacalao y merluza) y el pescado azul, más graso, a partir de los 18 meses.

En cuanto a la fruta, a las básicas con las que se suele empezar la alimentación complementaria (manzana, pera y plátano) se pueden ir presentando al bebé el resto de las frutas como ciruela, kiwi, piña, uvas, mandarina, naranja, y frutas de verano, excepto melocotón, nísperos, albaricoque y frutas rojas.

Ejemplo de menú semanal para bebés de 9 a 12 meses

Al igual que en el menú anterior para bebés más pequeños, el menú que hemos elaborado es un ejemplo orientativo. Cada bebé es diferente. Algunos comen más que otros, algunos aceptarán mejor unos alimentos que otros y sóis vosotros los que tendréis que ir probando hasta dar con lo que más le gusta y mejor acepta. Si veis que rechaza algún alimento, lo dejáis y volvéis a intentarlo pasados unos días. No lo forcéis.

El menú incluye una ración de proteínas diaria en la comida, ya sea a través de carnes o pescado. El pescado, repito, hay que introducirlo de forma paulatina, no es necesario darlo a los 9 meses.

También incluye una ración de legumbres, que puede darse combinada con arroz para potenciar su valor nutricional. A partir de los 9 -10 meses se pueden ofrecer garbanzos, aunque hasta el año preferiblemente sin piel para facilitar la digestión.

Veréis una buena cantidad de fruta, unas tres piezas al día. Hay niños que no la aceptan demasiado bien, así que no hay que forzarlos. En ese caso, eliminad la fruta del desayuno o de media mañana.

Con respecto a los horarios, el almuerzo es una comida a media mañana, pero puede que haya niños que no la hagan o bien porque desayunen tarde o coman temprano. Eso varía, dependiendo de las necesidades y la rutina de cada niño.

Volvemos a hacer la misma recomendación que hemos hecho para los bebés de 6 a 9 meses. La leche materna sigue siendo el alimento principal de la dieta del bebé amamantado y aunque lo hemos colocado en el menú en el desayuno, la merienda y la cena (antes de dormir) se debe seguir ofreciendo a demanda, para cubrir la cantidad recomendada de 500 ml diarios, cantidad recomendada igualmente para los bebés que toman leche artificial.

Cuando ponemos yogur casero hecho con leche de fórmula, es una variante de merienda para los bebés alimentados con leche artificial. Aquí tenéis la receta. Para los bebés alimentados con leche materna no es recomendable, por el riesgo de alergia e intolerancia. Si toma leche materna, que siga tomando.

Podéis combinar los platos como más os guste. El acompañamiento de verduras es orientativo con un listado de las mismas para que vosotros probéis cuáles acepta mejor el bebé. Si rechaza alguna, lo dejáis y volvéis a intentar pasado un tiempo. La idea es ofrecerles variedad para que vayan probando nuevos sabores.

También podéis ofrecer el plato de la noche al mediodía y el del mediodía por la noche, pero hemos preferido evitar los platos más proteicos por la noche, para facilitar el descanso.

Y para finalizar, por si os falta inspiración, os dejo con algunas recetas que para niños menores de un año, y otras más.

Haciendo click en la imagen de arriba se abrirá el menú a mayor tamaño, y si queréis lo podéis imprimir.

En Bebés y más | Recomendaciones para la elaboración del menú infantil: de 6 meses a 1 año

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios