Sigue a

menú-semanal-6-9m

A los seis meses de edad, el bebé empieza a introducir la alimentación complementaria a su dieta, que hasta el momento estaba compuesta exclusivamente de leche materna o artificial. A partir de los seis meses, su alimentación sigue estando basada en la leche, pero se van añadiendo nuevos alimentos sólidos, como podéis ver en este ejemplo de menú semanal para bebés de 6 a 9 meses.

Días atrás os hemos dado algunas recomendaciones para la elaboración del menú infantil de 6 meses a 12 meses para que tengáis una mejor idea de cuáles son los alimentos más adecuados en esta etapa y cómo ofrecerlos.

Hay que recordar que la introducción de nuevos alimentos debe hacerse de forma paulatina, y siempre por separado. Por ejemplo, se prueba sólo la zanahoria primero un par de días para asegurarnos que no produce ninguna reacción alérgica en el bebé o para identificar el alimento causante en caso de producirla.

La alimentación del bebé de 6 a 9 meses está basada en cereales, fruta, verdura y carne, aunque todavía no pueden probar todas las frutas, ni todas las verduras, ni todos los tipos de carne, pues su metabolismo es aún inmaduro para digerir todos los alimentos, además del riesgo de alergias alimentarias.

Ejemplo de menú semanal para bebés de 6 a 9 meses

Hemos elaborado un ejemplo de menú semanal que podéis imprimir en casa (clickando en la imagen) para ofrecerle al bebé una alimentación variada y de calidad.

Desde luego, es un menú orientativo, pues cada bebé es diferente. Algunos comen más que otros, algunos aceptarán mejor unos alimentos que otros y sóis vosotros los que tendréis que ir probando hasta dar con lo que más le gusta y mejor acepta. Si veis que rechaza algún alimento, lo dejáis y volvéis a intentarlo pasados unos días. No lo forcéis.

No hace falta que el niño consuma todo lo que aparece en el menú a los seis meses. La alimentación complementaria debe darse poco a poco, de forma natural y sin agobios. Su función es la introducir al niño a nuevos sabores, texturas y aportar vitaminas y minerales para satisfacer las necesidades nutricionales del bebé que va creciendo.

Con respecto a las comidas, también es orientativo, dependiendo de los horarios de cada niño. El almuerzo es una comida a media mañana, pero puede que haya niños que no la hagan o bien porque desayunen tarde o coman temprano. Eso varía, dependiendo de las necesidades y la rutina de cada niño.

Sobre la carne, sólo aclarar que la ternera y el cerdo, según la Asociación Española de Pediatría, se introduce recién a partir de los ocho meses. Por lo que los dos primeros meses habría que modificar el menú reemplazando estas dos carnes por pavo, conejo, el cordero o pollo, que son menos grasas y más fáciles de digerir.

Por último, una recomendación importante con respecto a la leche materna. Sigue siendo el alimentos principal de la dieta del bebé amamantado y aunque lo hemos colocado en el menú en el desayuno, la merienda y la cena (antes de dormir) se debe seguir siendo ofrecida a demanda, para cubrir la cantidad recomendada de 500 ml diarios.

El ejemplo de menú semanal para bebés de 6 a 9 meses que hemos elaborado está compuesto por una ración de legumbres a la semana y raciones diarias de carnes, que son las que proporcionan hierro a la dieta del bebé, uno de los nutrientes más importantes en esta etapa. También incluye tres piezas de fruta, al menos una ración de cereales y una ración de verduras diarias.

Haciendo click en la imagen de arriba se abrirá el menú a mayor tamaño.

En Bebés y más | Recomendaciones para la elaboración del menú infantil: de 6 meses a 1 año

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios