Compartir
Publicidad

Los niños toman más proteínas de las recomendadas, ¿qué podemos cambiar?

Los niños toman más proteínas de las recomendadas, ¿qué podemos cambiar?
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El estudio Alsalma 2.0, realizado dentro del programa educacional 'Alimentando la Salud del Mañana' de Danone Nutricia, ha revelado que casi el 96 por ciento de los niños toman más proteínas de las recomendadas. Es evidente que algo está fallando en la alimentación infantil, pero ¿qué podemos cambiar?.

El trabajo fue llevado a cabo por 200 pediatras, quienes se han basado en datos de 2.000 niños españoles de entre 0 y 3 años edad. Este exceso de proteínas en la alimentación de los niños podría estar relacionado directamente con el sobrepeso infantil, por tanto para prevenir posibles problemas de obesidad hay que reducir la cantidad de proteínas de la dieta de los peques.

No sólo provoca obesidad

Los especialistas notaron que el aumento del 1 por ciento en la proporción de proteínas en el perfil calórico del niño ha supuesto un aumento del 0,029 kilos por metro cuadrado del Índice de Masa Corporal (IMC).

Las proteínas que sobran en el organismo se transforman en grasa, que se almacena en forma de células, llamadas adipocitos. El número de adipocitos se forma en la infancia y luego de esa etapa poco varían en número, pero pueden aumentar de tamaño.

Cuantos más adipocitos se formen en edades tempranas, mayor riesgo de sobrepeso, por tanto son años fundamentales para sentar las bases de una alimentación sana y prevenir la obesidad.

Pero el exceso de proteínas no sólo contribuye al sobrepeso, sino que también puede ocasionar otros problemas de salud. Provoca consecuencias metabólicas no deseadas como que el hígado y los riñones de los bebés y los niños se sobrecargan de trabajo, además de poner en riesgo la salud ósea al propiciar la descalcificación de los huesos.

¿Qué cambiar en la dieta?

Según los autores del estudio, en el periodo de lactancia los aportes nutricionales de los niños están cubiertos pero las cosas empiezan a "desviarse" cuando se empiezan a incorporar nuevos alimentos.

La falta de tiempo, cuidarnos más en las grasas que en las proteínas que damos a los peques, puede llevarnos a cometer el error de hiperalimentar a los niños, o alimentarlos mal. Demasiadas carnes en los purés, proteínas de origen animal en todas las comidas...

Para dar a nuestros hijos la cantidad de proteínas adecuada, debemos tener en cuenta los siguientes consejos:

  • La ingesta de proteínas recomendada es del 10 al 15% del total de la dieta. Según la OMS, los bebés de entre 6 y 12 meses deben consumir 1,6 g/Kg/día de proteínas. A medida que se hacen mayores necesitan menos proteínas porque ya no tienen que crecer tanto. De 1 a 2 años, deben consumir 1,2 g/Kg/día de proteínas y esta cantidad debe ir disminuyendo 0,05 gramos por cada año que cumplen hasta los 6 años. Es decir, de 2 a 3 años deben consumir 1,15 g/Kg/día de proteínas y así sucesivamente.

  • Las proteínas consumidas deberían de ser un 65% de origen animal y un 35% de origen vegetal, solemos dar más de las primeras. Por tanto, compensa con más de las segundas como lentejas y legumbres, cereales (especialmente los del alto contenido proteico como la quinoa) y vegetales de hoja verde.

  • Evita incluir proteínas de origen animal en las dos comidas principales del niño. Ofrécele carne, pescado o huevo sólo una vez al día.

  • Por último, controla la cantidad de proteínas que consume el niño. Es preferible ofrecerle menos cantidad de carne y más del primer plato o del postre si se queda con hambre.

Que los niños tomen más proteínas de las recomendadas es preocupante. El estudio también detectó otros problemas nutricionales como exceso de vitamina A en los menores de un año y déficit de vitamina D en los más mayorcitos. Mejorar la nutrición en los primeros años de vida es esencial para una prevenir problemas de salud a futuro.

Vía | La información Foto | smooshmasterflex en Flickr En Vitónica | Los riesgos de pasarte con las proteínas En Bebés y más | Los bebés y los niños toman demasiadas proteínas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos