Sigue a Bebesymas

Alimentación complementaria en el bebé prematuro

Si cuando tienes un bebé a término es difícil encontrar el consenso sobre cuál es el mejor momento para que un niño empiece a tomar otros alimentos que no sean leche, porque unos dicen que a los seis meses y otros que a los cuatro, imaginad el follón que puede llegar a ser si el bebé es prematuro, que a los seis meses es más pequeño con la corrección de edad, teniendo quizás cinco, cuatro o menos meses.

Muchas madres no tienen claro cuál es el mejor momento para que empiecen a comer, porque no es lo mismo hablar de un bebé de seis meses que nació a término que de un bebé de seis meses que nació, por poner un ejemplo, dos meses antes. La realidad es que los bebés prematuros tendrían que empezar a comer a los seis meses de edad corregida.

¿Cómo es esto de la edad corregida?

Los padres de hijos prematuros tenemos bastante claro qué es esto de la edad corregida, pero las personas de a pie quizás no lo tengan tan claro, así que por si acaso lo explico. Un bebé nace a término cuando ha estado gestándose 37 o más semanas.

Todo bebé que nazca antes de esas semanas se considera prematuro y, en consecuencia, debe corregirse la edad para que, a la hora de evaluar la maduración, el peso, la talla y otros factores, no haya sorpresas ni disgustos innecesarios.

Dicha corrección se hace en base a las 40 semanas (bebé a término es entre 37 y 42 semanas). De este modo, si un niño nace, por ejemplo, en la semana 32, ocho semanas antes de la 40, siempre se deberán corregir dos meses de edad: cuando cumpla dos meses será un recién nacido y cuando cumpla seis meses, tendrá en realidad cuatro meses.

Empezando a comer

Antiguamente, y dado que la mayoría de niños tomaban leche artificial y no existía la recomendación de amamantar hasta los seis meses de manera exclusiva, la mayoría de bebés tomaban ya con 3 meses zumo de frutas o empezaban a probar cereales. Como en la actualidad no hay tanta prisa porque ya se ha demostrado que lo mejor que puede tomar un bebé los primeros seis meses es leche, la mayoría de bebés no empieza a comer hasta entonces.

Imaginad por un momento que las recomendaciones siguieran igual, con los bebés tomando fruta y cereales a los 3 ó 4 meses. Un bebé prematuro podría estar comiendo ya con 1 ó 2 meses de edad corregida, algo impensable y para nada recomendable. Si una madre compra cereales de los que dicen “a partir de los cuatro meses” y le da a su bebé prematuro de cuatro meses, quizás ni los digiera, ya que será más pequeño, y hasta esa edad, hasta los cuatro meses reales, los bebés tienen muy poca capacidad de asimilar los cereales.

Los bebés prematuros, además, necesitan el mejor alimento posible. Pesan poco, han nacido pequeños, antes de tiempo y tienen que crecer fuera lo que no han crecido dentro. Esto quiere decir que lo que más les conviene es tomar leche materna y hacerlo igual que los demás bebés, hasta que tengan seis meses, pero no desde que nacen, sino seis meses de edad corregida, para llegar en igualdad de condiciones. Luego, a partir de los seis meses, se les empieza a ofrecer comida igual que al resto de niños.

Pero, ¿no hará una anemia?

Una de las razones de que los bebés empiecen a comer a los seis meses es la de empezar a darles alimentos ricos en hierro, que es junto al zinc lo que a un bebé amamantado de manera exclusiva le puede empezar a faltar.

Todo depende del momento en que le cortaron al bebé el cordón umbilical. Si latió un ratito, los dos a tres minutos que se recomiendan, puede tener reservas hasta el año de vida. Si lo cortaron enseguida, los seis meses pueden marcar ese momento. Además, los bebés prematuros suelen tener más riego de hacer anemia que los nacidos a término y muchos ya tienen pautado un suplemento de hierro desde el nacimiento, precisamente para prevenirla.

Todo esto para decir que el modo de actuar dependerá bastante de lo que indique el pediatra de cada bebé aunque, como digo, lo más recomendable es corregir la edad, empezar a darles comida a los seis meses, y si se teme por una posible anemia seguir con el hierro pautado, o iniciarlo hasta que coma a diario alimentos ricos en hierro (carne y legumbres, básicamente).

No por darle antes la fruta, los cereales, la verdura y el pollo va a engordar más el niño (precisamente porque excepto los cereales todo tiene menos calorías que la leche materna), así que no hay razón para andar con prisas a la hora de quitar leche y dar alimento y sí hay razón para seguir dando el pecho de manera exclusiva a los bebés que más se aprovechan de sus propiedades.

En Bebés y más | La edad de los prematuros debe corregirse durante los dos primeros años, La leche materna para los bebés prematuros, Decálogo de derechos de los bebés prematuros

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios