Sigue a

recomendaciones-para-el-menu-de-los-ninos-de-6-meses-1.jpg

En la comunidad médica existe bastante diferencias en cuanto a las recomendaciones de la edad de introducción del pescado en la dieta del bebé. Ahora un estudio señala que los bebés que comen pescado entre los seis y los doce meses de vida tienen menos riesgo de padecer asma en el futuro.

Recordemos que el pescado blanco es el primero que se introduce en la alimentación complementaria, entre los nueve y los doce meses según la Asociación española de Pediatría. Por su parte, el pescado azul está recomendado a partir de los 18 meses, más tarde, por su alto contenido en grasa.

No obstante, recordemos que no todo el pescado azul está recomendado a los niños menores de tres años: la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan) ha emitido una clara recomendación para que los niños eviten el consumo de especies de pescado contaminadas por mercurio, esto es, tiburones, pez espada (emperador), lucio o atún rojo.

Entonces, una vez hechas estas aclaraciones, lo primero que hemos buscado en el estudio publicado en la revista Pediatrics ha sido el tipo de pescado que han comido los bebés. Hemos encontrado que sí se especifican las distintas especies:

  • En pescado azul el arenque, la caballa y la anguila
  • En pescado blanco el lenguado, bacalao, abadejo, merluza, trucha… Es curioso que el pez espada lo introduzcan en el pescado blanco, cuando nosotros lo consideramos azul.

Pero lo que no encontramos en el estudio es la referencia al tipo de pescado que comieron los bebés. Lo que sí sabemos es que a un reducido grupo le dieron pescado incluso antes de los seis meses de edad, lo cual me parece excesivo.

El estudio ha sido desarrollado por investigadores del Centro Médico Erasmus de Rotterdam (Países Bajos). Según sus conclusiones, consumir pescado (si más especificaciones) en el segundo semestre de vida se asocia con una menor prevalencia de sibilancias.

Se han estudiado los hábitos alimenticios de más de 7.000 niños nacidos entre 2002 y 2006 llegando a la conclusión de que la exposición temprana a ciertos ácidos grasos del pescado protegen contra el desarrollo de asma.

Se observó que entre los niños que comieron pescado después del año de edad había más prevalencia de asma (entre 40-45%) que entre los niños que comieron pescado entre los seis y los doce meses (30%).

Por ello los autores creen que no estaría justificado retrasar la introducción de pescado en la dieta de los bebés, ya que sus componentes ayudarían en esa etapa temprana a que el sistema inmune se fortaleciera.

Pero no es esta la última palabra, y hay que tener en cuenta muchos factores no especificados en el estudio (empezando por el tipo de pescado) y sobre todo esperar a que especialistas en el mundo de la pediatría y de la nutrición infantil confirmen o no estas recomendaciones.

Más información | Pediatrics
Foto | M Glasgow en Flickr
En Bebés y más | Alimentación complementaria: el pescado, Pescados inadecuados para la dieta infantil

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios