Viajar con niños en turista pero con atenciones de primera clase, ¿a que apetece más?

Sigue a

Niñas de viaje

Dicen que viajar con niños es complicado, y por ello algunos padres cierran las malteas durante una larga temporada. Y, aunque nadie dijo que fuera fácil, no es para nada imposible, incluso si no viajamos con nuestros hijos nos perderemos algunos “privilegios” de primera clase.

En muchos aeropuertos, en muchos puertos, a la hora de embarcar dejan pasar primero a las familias con hijos junto a los pasajeros de primera clase (o inmediatamente después). Hay aeropuertos donde también antes, en el control de seguridad previo, te hacen pasar primero si llevas cochecito o niños.

Esto tiene sentido y debería estar más extendido, porque las filas son bastante incómodas de hacer con el carrito (no digamos esas de zig-zag estrecho…) y sobre todo desesperantes para los niños (por eso os hemos traído consejos para pasar el tiempo en el aeropuerto). De este modo nos sentimos un poco privilegiados, pasando junto a la “first class”.

Pero queremos privilegios de verdad, de esos que te hacen la vida más cómoda, y gratis, no como un pase que recientemente ha lanzado Iberia, el “Family Pass”, que aparentaba ser interesante para las familias en los titulares, pero que en realidad se trata de una tarjeta que cuesta 25 euros por persona (los niños con descuentos) y que solo sirve para pasajeros en la T4 del aeropuerto de Barajas.

Hace unos días os comentaba que viajé en barco, y al margen de sorprenderme positivamente la animación infantil, también pude comprobar cómo al embarcar dejaron pasar primero a las familias con bebés y niños, lo cual era casi necesario, dado que la fila era bastante grande y estábamos a pleno sol.

Pero no es la única atención que reciben las familias en algunos lugares de nuestros viajes, pues si a los pasajeros de primera clase se les da periódico en el avión, barco o tren, a los peques muchas veces les dan cuadernitos para pintar, o tienen actividades especiales para ellos… Esperamos que esta buena costumbre siga manteniéndose, pues me da a mí que últimamente no se ve tanto.

Así nos gusta a nosotros viajar con niños, aunque tampoco vamos a idealizar el tema, porque hay muchas compañías low cost (y personal low cost) que no te hace más fácil el viaje sino que parece que te pone impedimentos. Y encima los niños de más de dos años ya pagan casi como adultos, digamos que una tarifa business en relación a su tamaño.

Por eso, bienvenidos los hoteles y restaurantes amigos de los niños, así como las compañías de transportes que te hacen sentir viajando con niños un poquito más privilegiados. No todos podemos ir en primera clase, y menos cuando la familia crece…

Foto | Eva Paris en Bebés y más
En Bebés y más | Hoteles que no aceptan niños, Las dificultades de encontrar alojamiento cuando viajas con niños, ¿Es posible viajar con más de dos niños pequeños?

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario