Sigue a

floreros

Las manualidades son un precioso regalo para hacer en el Día de la Madre. Hoy os enseñamos estas bonitas botellas convertidas en floreros, que aunque son muy sencillas de hacer, será necesario que los pequeños cuenten con la ayuda de algún adulto.

La idea que he visto en el sitio de Martha Stewart, es la de convertir botellas o envases de cristal en floreros esmaltados.

El proceso es muy fácil. Sólo necesitáis botellas de cristal de diferentes formas y tamaños, así como esmalte para cristal de los colores que más os gusten. En este caso se han elegido colores pastel como blanco roto o azul claro, que al combinarlos se pueden crear diferentes gamas.

Antes de empezar, las botellas deben estar muy limpias tanto por dentro como por fuera. Una vez secas, se coloca un poco de esmalte dentro de la botella y se remueve hasta cubrir todo el interior. Luego se retira el exceso de pintura y se deja la botella boca abajo hasta que se seque completamente.

Para terminar, si lo preferís podéis colocar un lacito en el cuello de la botella, y por supuesto, una flor dentro para regalarle a mamá en su día.

Vía | Martha Stewart
En Bebés y más | Día de la madre, Ideas de regalos caseros para mamá

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios