Sigue a

cocinar con niños

Hacía tiempo que no publicaba una receta hecha con mi hijo y es que entre una cosa y otra, hacía tiempo que no nos poníamos manos en la masa los dos juntos. El otro día Lucas me dijo: “mamiiiii, te pueo ayuaaaarrr???”, lo que viene a significar: quiero cocinar contigo (eso cuando me ve en la cocina).

Así que me puse a mirar libros de recetas para hacer algo divertido para él y que se alejara un poco de las recetas dulces a las que os tengo acostumbrados y di con unos muffins salados hechos con calabacín y zanahoria que hacía años que no preparaba. Lo único que esta vez, terminaron en final “no feliz” por culpa de una causa mayor…

Cuando lleguemos al final de la receta sabréis ese final y esa causa mayor. De momento os voy dejando el paso a paso de cómo preparar estos muffins salados con niños y os explicaré qué pasos dejaba hacer a Lucas (ahora tiene dos años y medio justos).

Receta de muffins de zanahoria y calabacín

Lo primero de todo, me gustaría explicaros qué es un muffin. Viene a ser una especie de magdalena, aunque bastante menos dulce y con receta e ingredientes bastante distintos.

Se pueden preparar muffins dulces y salados, aunque siempre llevarán azúcar y harina, sino serían quiches o tortitas o lo que os apetezca que sean…

Para quien no haya probado jamás un muffin, le advierto que suelen ser sosos y tienen fama de ser secos aunque os aviso que esto no es cierto, sino todo lo contrario. Al menos éstos que he preparado tantas veces en mi vida, son súper esponjosos y están deliciosos. Obviamente, no son unos cupcakes de chocolate (la bomba del dulce) pero si eres de los que les gusta merendar con su tacita de té y una pasta, seguro que te encantarán.

Ingredientes para los muffins de zanahoria y calabacín para 16 muffins

  • 3 zanahorias
  • 1/2 calabacín gordo
  • 1/2 cucharadita de extracto o aroma de vainilla
  • 1 yogur
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 2 cucharaditas de levadura
  • 270 gr de harina de repostería
  • 80 ml de aceite de girasol
  • 220 gr de azúcar moreno
  • 2 huevos
  • 1 pizca de sal

Cómo preparar muffins con niños

  1. Precalentamos el horno a 180ºC.

  2. Cortamos la zanahoria y el calabacín en trozos pequeños (aquí el niño no debe entrar para nada pues hace falta un cuchillo bien afilado para cortar las zanahorias). Y los metemos en una picadora hasta que queden bien picados.
  3. cocinar con niños2
  4. Mezclamos los huevos, el azúcar y el aceite de girasol en un cuenco grande con la ayuda de unas varillas (este momento les encanta a los niños).

  5. Tamizamos la harina junto con la levadura y la canela y la añadimos la mezcla anterior. Aquí podemos dejar que el niño vaya mezclando mientras nosotros echamos la harina.

  6. Agregamos el yogurt junto con la vainilla.

  7. Añadimos las zanahorias y el calabacín y mezclamos bien.
  8. 3
  9. Repartimos la masa entre las cápsulas de papel (lo ideal es ponerlas en una bandeja de cupcakes para que no se abran en el horno).

  10. Horneamos 30 minutos o hasta que al introducir un palillo o cuchillo, éste salga limpio.

4

Y ahora diréis, ¿por qué no hay foto de los muffins horneados? Pues aquí está el final no feliz, porque creo que estuvieron una hora y cuarto dentro del horno, justo mi hijo me reclamó y me quedé dormida dándole el pecho en la cama, hasta que me desperté de un bote por el olor a chamusquina…
En fin, os garantizo que quedan fantásticos y que esta receta la he hecho muchísimas veces. El tiempo de cocción depende mucho de cada horno pero suele rondar los 30 minutos.
Aquí tenéis fotos de muffins como los míos ya horneados.

En Bebés y Más | Cinco ideas fáciles para cocinar con niños, Cupcakes de arándanos para cocinar con niños
En Directo al Paladar | Receta de muffins de yogur y limón

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios