Compartir
Publicidad

Campamentos de verano: lo que debes saber antes de apuntar a tu hijo

Campamentos de verano: lo que debes saber antes de apuntar a tu hijo
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se acerca el fin de curso y los padres buscan opciones para que los niños se lo pasen bien mientras ellos trabajan. Algunos quedan al cuidado de los abuelos u otras personas, pero una de las soluciones más extendidas son los campamentos de verano.

Elegir un buen campamento marca la diferencia. Puede convertirse en una experiencia de lo más enriquecedora para los pequeños si cumple con ciertos requisitos, y por sobre todas las cosas, si van contentos. Por eso, te contamos todo lo que debes saber antes de apuntar a tu hijo a un campamento de verano.

Que tu hijo quiera ir

Parece una obviedad, pero por más que le digas que va al mejor campamento de verano del mundo, el niño tiene que tener ganas de ir. No hay que forzarlo y por supuesto, respetar sus decisiones.

Enséñale los folletos, intenta que se apunte algún amigo con él, llévalo a visitar el lugar... Si aún así no logras convencerlo, tendrás que buscar otra alternativa.

Elegir el campamento más adecuado

Hay una oferta enorme de campamentos de verano con todo tipo de actividades para los peques. La clave está en elegir el que sea acorde a los intereses de tu hijo, que se sienta motivado. No porque tú quieras que aprenda inglés debes apuntarlo a un campamento en inglés. Tal vez a él le aburra solemnemente que le hablen en otro idioma las 24 horas del día.

La idea, principalmente, es que se lo pasen bien. Si además aporta conocimiento sobre algún idioma, deporte o cualquier otra materia, bienvenido sea.

Es una experiencia perfecta para fomentar su autonomía, su sentido de la responsabilidad, sociabilizar, compartir. Además, es una oportunidad ideal para acercar al niño a sus propios intereses o despertar nuevas aficiones. Puede que se sienta motivado por cosas que hasta ahora desconocía.

Si buscas encontrarás campamentos centrados en todo tipo de actividades, desde música, cocina, teatro, hasta deportes, naturaleza, manualidades e idiomas. La oferta es muy amplia.

Intenta buscar actividades experimentales, es decir que el niño pueda estar en contacto con la naturaleza, los objetos, los instrumentos o lo que sea... Aprender jugando, que para hacer fichas mejor se quedan en casa.

Campamentos para todos los gustos

campamentos-verano

Otra cosa a decidir es el tipo de campamento que elegiremos. Hay campamentos en los que los niños duermen fuera de casa unos días, otros son durante el día, similar al horario escolar, incluso algunos medio día.

Si vivís en la ciudad, lo que más abundan son los campamentos urbanos. Por su parte, muchos colegios ofrecen programas de actividades de verano, tanto para sus propios alumnos como para niños de otros colegios.

Por otro lado, hay campamentos organizados por asociaciones, ayuntamientos, clubes, y sitios de ocio (como por ejemplo el del Zoo y Faunia) y una modalidad muy en auge últimamente, los campamentos en las urbanizaciones. Hay empresas que se dedican a programar actividades para los niños sin que tengan que salir de casa.

Otra posibilidad, más informal, es combinar con alguna amiga o persona de confianza y organizar un campamento "casero". Lo hizo una conocida el año pasado junto con una amiga. Combinaron sus vacaciones en el trabajo y una semana una cuidaba a los niños de las dos mientras la otra salía a trabajar, y a la semana siguiente, la otra.

Cuestiones legales

Hay ciertas cuestiones importantes a tener en cuenta por la seguridad de tu hijo. Todo campamento debe tener una licencia, un permiso para funcionar acorde a la ley. Pide información sobre el seguro contratado (deben tener un seguro por cualquier inconveniente), cobertura sanitaria, y por supuesto, asegúrate que el sitio está habilitado para los servicios que oferta.

Comprueba las instalaciones, que sean limpias, comfortables. También que lo que dice la publicidad se corresponda con el servicio que ofrecen. Los monitores deben ser titulados y si hay transporte escolar también debe tener seguro, cinturones de seguridad y un acompañante.

Si hay piscina asegúrate que cumple con las normativas de seguridad necesarias como vallas, socorrista, etc.

Otras cuestiones a tener en cuenta

Consulta los rangos de edad que participan en las distintas actividades para asegurarte de que tu niño se lo pase bien. Cuanto más acorde a su edad sean las actividades y mejor organizadas estén, mejor para ellos.

Pide información sobre la empresa responsable, el precio completo de la actividad (con impuestos y servicios adicionales) para no llevarte sorpresas desagradables y pide recibo de todo lo que pagues.

Por último, pregunta sobre el tipo de ropa que tienen que llevar, el menú y el material necesario para realizar las actividades (bañador, raqueta, balones, etc.).

Esperamos que estos consejos sobre todo lo que debes saber antes de apuntar a tu hijo a un campamento de verano te ayuden a decidirte por el mejor para él.

Al fin y al cabo, lo que queremos es que se diviertan, aprendan y disfruten de una experiencia enriquecedora mientras a los padres no nos queda otra que trabajar.

Foto | cheeseslave y RichardBH en Flickr En Bebés y más | Campamentos de verano: consejos útiles para elegir, Campamentos de verano: cosas importantes a tener en cuenta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos